"Esto no es un globo comunista..."

Ion Tiriac, contundente: "No todos los torneos son iguales"



El rumano de frondoso bigote es un viejo conocido en el mundo del tenis. Tanto por ser el mánager de figuras de la talla de Guillermo Vilas y Boris Becker, como también de ser un referente del 'show business' del planeta tenístico.

Ion Tiriac tiene un sueño, que es también un gran negocio: convertir a Madrid en l sede de un mini Grand Slam. Pero también tiene un límite: si el alcalde de la capital española no cumple con su promesa de tener listo un escenario adecuado, Tiriac se llevará el certamen a otro rincón del planeta. ¿Puede mantener Madrid su Masters Series si la "Caja Mágica" no está lista en el 2007? "En el 2007 sí, pero si no hay 'Caja Mágica' en el 2008, no. Yo necesito subir a otro nivel", dijo con contundencia Tiriac por estos días en la capital española, sede hoy de la final del penúltimo Masters Series del año.

La "Caja Mágica" es un proyecto de vanguardia, un centro de tenis diseñado por el arquitecto francés Dominique Perrault que se extenderá sobre 60.000 metros cuadrados junto al río Manzanares y que albergará un estadio para 20.500 espectadores.

Dueño de un potente banco, Tiriac, a sus 65 años, acaba de convertirse en el hombre más rico de Rumania, con una fortuna de mil millones de euros (unos 1.200 millones de dólares). Con tanto poder acumulado, es comprensible que hable como si sus planes estuvieran siempre inevitablemente destinados a cumplirse.

Su próxima meta es renovar el contrato con Madrid, y eso pone en un apuro al Ayuntamiento local. El Masters Series de 2005 se cierra hoy, y desde el mismo minuto posterior a la final comienza a correr el plazo de 90 días para que "Madrid Trophy Promotion", la empresa que Tiria controla, pero en la que figura como "asesor", firme con la capital española la extensión del acuerdo que vence en el 2006.

El Ayuntamiento firmaría con gusto por otros cinco años a partir del 2007, e incluso por diez si se concretara el mini-Grand Slam. Pero Tiriac es un negociador feroz, y sólo dará el sí si tiene la seguridad de que habrá espacio para desplegar todo su potencial de empresario y contar con negocios paralelos en el certamen.

¿Va a firmar para el 2007? "Es posible, es posible..." ¿Y qué lo haría imposible? "Que no se haga la Caja Mágica". "Este torneo marcha como marcha, y más no se puede hacer en este lugar (el "Madrid Arena"). El espacio que tenemos está completamente lleno, y la parte comercial que tenemos alrededor del torneo es muy chica y muy modesta", destaca el ex manager de Vilas.

El rumano, que tiene bajo su ala el Masters femenino del año próximo, juega sus cartas, presiona a la ATP con la amenaza de sacar el dobles del torneo, influye hasta donde puede, que es mucho.

Y deja dos frases para el final. "Todas las variantes son posibles" en cuanto a recogepelotas. Modelos femeninos, masculinos, combinaciones de ambos, niños... al fin y al cabo, el tenis es un negocio, y no "un globo comunista en el que todos los torneos sean iguales". (DPA)

Las chicas también quieren divertirse

Ion Tiriac tiene una nueva idea para el año que viene.

Para el rumano llegó el turno de los hombres: el Masters femenino que se jugará en noviembre de 2006 en Madrid contará con modelos masculinos oficiando de recogepelotas.

"Creo que es una buena oportunidad para poner el acento en la equidad social, en que eso que se hace para el torneo de hombres se haga también para el de mujeres: es exactamente lo mismo", dijo Larry Scott, director ejecutivo del circuito femenino.

Ion Tiriac, promotor del Masters, mostró ayer su felicidad con la llegada a España del certamen de cierre de temporada en el circuito femenino. "Para mucha gente puede ser una sorpresa que este torneo llegue a Madrid. Para mí, no. En principio es un acuerdo por un año, aunque pueden ser como cinco", dijo en tono jocoso.

El Masters femenino se jugará este año por última vez en el Staples Center de Los Angeles. El año próximo, del 7 al 12 de noviembre, la sede será Madrid.


Comentarios


"Esto no es un globo comunista..."