Estudian las aves migratorias en San Antonio

Hubo un taller en Las Grutas sobre avistaje de aves donde se consideró a la actividad como atractivo turístico.



SAN ANTONIO OESTE (ASA)- La cuarta campaña de anillado de aves playeras migratorias en esta zona, realizada en los últimos días, y el taller de observación de aves desarrollado el pasado fin de semana pusieron en valor la presencia en la Bahía San Antonio de los playeros rojizos, una especie de pájaros que recorre el continente desde el Ártico a Tierra del Fuego.

Expertos de distintas partes del mundo estuvieron presentes en la costa rionegrina concretando un nuevo estudio sobre la subpoblación del Calidris canutus rufa, especie en riesgo debido a la declinación que ha evidenciado el número de ejemplares en los últimos años.

En el 2000 los censos desarrollados en distintos puntos del continente americano que los playeros rojizos utilizan como estaciones de recarga de energías en sus largas travesías, dieron como resultado que la cantidad de aves descendió de 70 mil a 30 mil, mientras que hace dos años hubo una nueva baja importante que llevó el número total a 18 mil.

El playero sirve como indicador de los estados de los ambientes donde hace escala. Una de las hipótesis más fuertes que sostienen los investigadores es la que relaciona la declinación con la sobrepesca del cangrejo herradura en la Bahía Delaware en Estados Unidos. Según explicó la doctora especialista en el tema Patricia González, el cangrejo es usado como carnada para pescar anguilas y caracoles que van al pescado japonés.

Últimamente en Estados Unidos, a raíz de esta situación, se determinó una veda de la pesca del cangrejo.

"La cantidad de aves declina porque cuando llegan a Delaware se alimentan de las huevas de estos cangrejos y al no hallar cantidad suficiente se ve afectado el proceso reproductivo y su capacidad para el viaje", indicó González.

 

Anillados y muestras

 

Esta semana, en una de las salidas a la playa, los científicos, entre los que se encontraban Allan Baker del Royal Ontario Museum, Theunis Piersma y Petra De Goeij, ambos del Instituto Holandés de Investigaciones Marinas, Guy Morrison, del Servicio Canadiense de Vida Silvestre, investigadores del Cenpat, de Fundación Inalafquen, guardas ambientales de esta ciudad y algunos estudiantes de Biología de la Universidad de la Plata, procedieron a anillar a más de 200 ejemplares, les colocaron banderillas especiales y tomaron muestras para futuros estudios.

Este año, se profundizaron estudios mediante la toma de muestras de tejidos, en sangre e hisopados, acerca de la posibl existencia de parasitosis, patógenos y estado del sistema inmune, considerando entre ellos a los análisis por gripe aviar, aunque las posibilidades de hallar este mal en esta especie son muy reducidas.

El avistaje de aves en la zona es un potencial recurso turístico que requiere de regulación especial para su sustentabilidad.

Además, las campañas de anillado convocan frecuentemente a expertos de distintas partes del mundo que llegan a este Sitio de Importancia Internacional, declarado así hace más de una década justamente por ser una escala en los largos viajes que los playeros emprenden de punta a punta del continente cada otoño y cada primavera.


Comentarios


Estudian las aves migratorias en San Antonio