Estudiantes, de contra

El triunfo lo pone bien arriba, pero esta tarde Olimpo podría superarlo.





En un partido inclasificable, Estudiantes no jugó bien, pero ganó y su triunfo es incuestionable. La victoria quedó resuelta antes de la media hora con dos goles en contra. El tercer gol, a los siete minutos del complemento, sí fue una demostración de todo lo que es capaz este equipo cuando le salen las cosas. El Pincha derrotó 3-0 a All Boys en la cancha de Racing, donde esta vez hizo de local, y es el único puntero del torneo Clausura. Sólo Olimpo podría superarlo si hoy vence a San Lorenzo. Racing podría darle alcance si también hoy vence a Lanús. Como ante Racing, Estudiantes puso todo su oficio sobre el césped del Cilindro para resolver un partido en el cual no tuvo brillo, pero sí capacidad resolutiva. Está claro que All Boys jamás desafió seriamente al equipo de Eduardo Berizzo. Más aún, le resolvió involuntariamente las cosas con dos goles en contra. Primero fue el arquero Esteban Cambiasso quien no retuvo un centro de Facundo Roncaglia desde la derecha y terminó mandando adentro una pelota que intentó embolsar. Después fue el turno del lateral Cristian Vella, quien empujó hacia su propio arco una pelota que buscaba a Leandro González. Iban 23 minutos y Estudiantes ya ganaba 2-0 sin hacer casi nada. Ni siquiera los goles. Pero Estudiantes es un gran equipo por cómo juega cuando juega bien tanto por cómo juega cuando no lo hace del todo bien. Es de esos en que sus jugadores se miran dentro del campo de juego y saben cómo resolver situaciones más allá de las premisas tácticas de sus entrenadores. En síntesis, saben sacar partidos mientras las buenas ideas de Berizzo terminan de encontrar forma en el equipo. En el complemento sí pudo verse una mejor versión de Estudiantes, que demostró todo su poderío en el el tercer gol: Hernán Rodrigo López desbordó a la marca por la banda derecha. Se acomodó, mostró la pelota y, cuando lo creyó conveniente, envió un centro perfecto al segundo palo para encontrar la cabeza de Leandro González y poner el resultado en un definitivo 3-0. Tácticamente, el Pincha repitió la línea de tres defensores, pero Berizzo sorprendió ubicando a Facundo Roncaglia, un defensor naturalmente zaguero, en la posición de volante por derecha. Y fue una proyección suya la que terminó complicando a Cambiasso en el primero de los dos goles en contra. Y otra cosa: de a poco Leandro González encuentra su lugar en el ataque Pincha y comienza a sintonizar con Hernán Rodrigo López, su socio de anoche.

fútbol de afa

FBaires


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Estudiantes, de contra