Estudiantes se organizan contra el alza del boleto

La coordinadora de los secundarios



NEUQUEN (AN).- Los estudiantes enrolados en la Coordinadora Unica de Estudiantes Secundarios (CUES) comenzarán a evaluar en las próximas semanas las medidas que tomarán para rechazar el aumento del boleto estudiantil que tiene previsto implementar el intendente Horacio Quiroga.

"Nos vamos a organizar para que no haya ningún tipo de aumento. Desde el año pasado que venimos manifestando nuestro rechazo a cualquier modificación en su valor y vamos a mantenernos firmes en nuestra postura", afirmaron ayer los miembros de la CUES que dialogaron "Río Negro".

Los jóvenes que concurren a los colegios secundarios no serán los únicos que emprenderán la ofensiva contra el incremento impulsado por el intendente de la ciudad. Los padres de alumnos de diferentes escuelas comenzarán también a estudiar qué pasos darán para frenar la medida de forma conjunta con los estudiantes. Así lo confirmaron ayer desde la coordinadora de padres.

El aumento que ya tiene acordado Quiroga con la empresa Indalo será del 20% para todas las secciones y comenzará a regir el próximo mes. El boleto secundario costará 0,22 centavos -era de 0,19- y el primario 0,15 centavos -antes era de 0,12-.

La recaudación de Indalo con los nuevos valores, sólo por venta de pasajes estudiantiles, superará los 550 mil pesos por año. La empresa en el transcurso de 2003 vendió 2,85 millones de pasajes a los estudiantes.

De esta cifra, según los datos que maneja la dirección de Transporte del municipio, 2,2 millones correspondieron a jóvenes que concurrieron a los colegios secundarios y los restantes 650 mil a chicos de las primarias.

"Le sacan más plata a nuestros viejos en lugar de buscar una solución donde no se los afecte", plantearon desde la CUES. Por este motivo, explicaron, "si tenemos que permanecer en las calles manifestándonos para evitar el aumento lo vamos hacer".

Uno de las alternativas que barajan los estudiantes para evitar que el aumento impacte sobre los ingresos de sus familias, es que el Consejo Provincial de Educación (CPE) se haga cargo de la nueva tarifa.

Esta alternativa también fue analizada por las autoridades de la comuna el año pasado, pero quedó descartada luego de la negativa que manifestaron los funcionarios de la cartera educativa.

El vocal por la comunidad en el CPE, Pablo Grisón, y los consejeros escolares, se sumaron a la ola de críticas que generó el incremento acordado por el jefe municipal. "Lo que no se tiene en cuenta es que más de allá de que sean centavos los que se aumentan, hay familias que deben mandar a más de dos chicos a la escuela y eso afecta sus presupuestos", afirmó Grisón.

La estudiantes de la CUES, por primera vez, comenzará una batalla contra la municipalidad. En los años anteriores realizaron diferentes protestas, que incluyeron sentadas en las escuelas y masivas movilizaciones, a través de las cuales lograron arrancarle a las autoridades de educación el refrigerio y mayor presupuesto para los colegios técnicos.

Desde las próximas semanas, y una vez finalizado el receso escolar, el reclamo los llevará hasta el municipio que conduce Quiroga. Pero no descartan regresar al edificio del CPE para que los funcionarios provinciales intervengan en la resolución del conflicto que está en puerta.


Comentarios


Estudiantes se organizan contra el alza del boleto