Estudiantes secundarios podrían perder el año

Son 300 chicos del CPEM 71 de Centenario donde hubo múltiples demoras. Arrancó sin porteros, no se habían designado docentes y llegó la gripe A.



CENTENARIO (ACE).- Padres y docentes del Centro Provincial de Enseñanza Media 71 de esta localidad decidieron convocar el martes a una jornada de actividades para definir si se suspenden las clases en el establecimiento. En este CPEM una suma de contratiempos puede hacer que los chicos pierdan el año escolar.

La decisión de reunirse pasado mañana se adoptó el viernes en una asamblea que se llevó a cabo en el secundario, donde uno de los problemas principales es que los auxiliares de servicio no cobran su sueldo desde que fueron nombrados, hace tres meses.

Una de las mayores preocupaciones están centradas en que, debido a que este secundario comenzó las clases el 18 de mayo pasado luego de un largo conflicto para solicitar la designación de docentes para que funcionara el segundo turno.

La inactividad se prolongó luego con la decisión de paralizar el dictado de clases raíz de la pandemia de gripe A.

Con la prolongación de la inactividad áulica estaba en duda si el año estaba a punto de ser perdido.

Por eso cualquier suspensión de actividades resultaba crítica, dejaron en claro los docentes.

Sin embargo, desde que volvieron a clase los directivos -e inclusive algunos padres- fueron a la supervisión y a las áreas del Consejo Provincial de Educación (CPE) y regresaron sin respuestas.

Las necesidades y los contratiempos no son sólo los mencionados. Hay 300 alumnos y cinco computadoras para todo el establecimiento. Pero con esas máquinas también deben trabajar la secretaría de la escuela.

Pero el aspecto más grave era que los porteros se negaban a continuar trabajando si no les pagaban el sueldo, ya que fueron nombrados pero algunos ni siquiera firmaron el contrato, se informó desde la dirección.

Edificio nuevo

El CPEM 71 es un edificio nuevo que estaba listo para cuando se inició el ciclo lectivo este año. Había muchas expectativas. Pero el gobierno provincial tardó los primeros tres meses en hacer el nombramiento de los docentes, auxiliares de servicio que se requerían. De esta forma se iba a normalizar administrativamente un establecimiento que hasta el año pasado, funcionó en espacios alquilados o prestados.

En el nuevo edificio escolar de Centenario, largamente esperado, ni siquiera está hecho el cerco perimetral, y el alambrado que tiene se asemeja al que se utilizaba cuando el edificio todavía estaba en obra. Los docentes han hecho notar los riesgos que suma semejante estado de precariedad.

Los padres decidieron armar notificaciones a cada una de las familias que tienen sus hijos en esta escuela y llamar a una jornada de trabajo para el próximo martes, cuando se definirá qué acciones tomar.

La incógnita para varios docentes de este establecimiento, es que si el año ya está perdido.

Y no entienden cómo es la suma que permite contabilizar 26 días de clases efectivamente realizados.


Comentarios


Estudiantes secundarios podrían perder el año