Estudiarán efectos negativos de las barreras sanitarias





VIEDMA (AV)- El Consejo Federal de Inversiones (CFI) dispuso solventar un estudio científico que determine el impacto negativo que vienen causando a la ganadería rionegrina las barreras sanitarias establecidas para combatir la fiebre aftosa.

Una vez que se conozcan los resultados, la provincia podría solicitar a la Nación un fondo de reparación o compensación económica, según revelaron fuentes oficiales.

El planteo rionegrino dirigido en octubre pasado al secretario general del CFI, Juan Jose Ciácera, argumenta que las restricciones comerciales impuestas por esta endemia obligaron en 1990 al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) a iniciar un plan de control.

Este se basó en la regionalización del país siguiendo principios epidemiológicos y características de los sistemas de producción ganaderos como densidad bovina o movimientos del ganado, la descentralización operativa y las campañas de vacunación. A partir de 1992 y como consecuencia de la creciente inmunidad en los rodeos se logró reducir la ocurrencia de brotes al punto que en mayo de 1997, el país fue declarado libre de aftosa con vacunación por la Organización Internacional de Epizootias (OIE).

Basado en un análisis de riesgo, el Senasa suspendió la vacunación en abril de 1999 y en mayo del siguiente año, la OIE incluyó a la Argentina en la lista de paises libres de aftosa y sin vacunación.

Sin embargo, la provincia recordó que en agosto de 2000, el Senasa dio a conocer que unos pocos animales infectados habían entrado de contrabando de Paraguay, por lo que en marzo de 2001 reconoció que la aftosa tiene carácter endémico en la Argentina y se dispuso a vacunar todo el stocks ganadero, excepto en la Patagonia. Advirtió la existencia de una excepcionalidad que en la práctica no resultó tal, ya que como parte de las políticas sanitarias se dividió en tres segmentos a Río Negro, cada uno con status exigencias y restricciones diferenciales.

La intención expresa en la normativa vigente fue constituir una zona de amortiguación entre las áreas con obligatoriedad de vacunación y aquellas declaradas libres pero a criterio de la provincia esto constituyó «un auténtico sacrificio económico y productivo que padecen y del que se hacen cargo todos los integrantes de la cadena productiva sectorial».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Estudiarán efectos negativos de las barreras sanitarias