Estupor e intriga por cuerpo decapitado



CATAMARCA.- Los investigadores creen que el cuerpo decapitado y calcinado en las inmediaciones de la localidad catamarqueña del Shincal corresponde a Sebastián Musacchio, el estudiante de Luthería de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) que estaba desaparecido desde hace 10 días.

El caso tomó trascendencia nacional puesto que el muchacho es oriundo de Comodoro Rivadavia, Chubut, pero está radicado en Tucumán.

Según fuentes judiciales, se maneja la hipótesis de que el crimen se cometió durante un ritual o luego de una pelea en que los atacantes estaban bajo los efectos de alucinógenos, indicó el diario “El Ancasti”, de Catamarca

Se informó, además, que un matrimonio de hippies que estaba en el mismo camping que Musacchio fue demorado.

La Policía le tomó declaración a la novia, quien fue la última persona en verlo con vida.

El hallazgo de los restos se produjo el viernes, mientras se hacían rastrillajes en las inmediaciones del camping. Un equipo del canal de televisión de Belén divisó una cabeza humana en le lecho del río Quimivil. A una distancia de 500 metros, los investigadores encontraron más piezas óseas totalmente calcinadas.

Los familiares

Los familiares, que se trasladaron al lugar, aguardan los resultados de la autopsia.

Según “El Ancasti”, los parientes de Musacchio dijeron que era “raro” que el chico acampara solo. Además, señalaron que éste tenía un amplio conocimiento de campamentismo, puesto que sus padres son dos reconocidos geólogos del sur.

Musacchio era amante de la música y de las artes. A los 18 años viajó a Tucumán para estudiar Luthería.

Sus compañeros de la universidad colgaron un blog en internet, desde donde motorizaron la búsqueda.


Comentarios


Estupor e intriga por cuerpo decapitado