Etarras atrapados tenían orden de atentar

MADRID (AFP).- El comando etarra desarticulado la semana pasada por la guardia civil en el norte de España tenía instrucciones de cometer atentados si moría el preso de ETA José Ignacio de Juana Chaos debido a una huelga de hambre que cumplió durante 114 días hasta principios de marzo. Según fuentes de la investigación citadas el sábado por la agencia Vasco Press, el "Comando Donosti" que dirigía supuestamente José Angel Lerín Sánchez, uno de los nueve presuntos etarras en prisión preventiva tras el operativo policial, tenía órdenes de cometer atentados si moría De Juana Chaos.

"En ese supuesto, el comando podía realizar atentados sin esperar a recibir la orden de sus jefes en Francia", afirma Vasco Press, antes de recordar que ese comando recibía instrucciones de Garikoitz Aspiazu, alias "Txeroki", considerado jefe militar de ETA, que supuestamente se encuentra en el país vecino.

Televisión Española (TVE) afirmó sin embargo que fuentes de la lucha antiterrorista consultadas indicaron que "no tenían órdenes expresas de atentar".

De Juana Chaos, que debía salir en libertad en febrero de 2006 tras haber cumplido 20 años de cárcel por una condena a casi 3.000 años de prisión por 25 asesinatos cuando integraba el "Comando Madrid" de ETA, fue condenado a 12 años y siete meses más de cárcel por unos artículos periodísticos amenazadores. En rechazo a esa nueva condena, De Juana empezó una huelga de hambre. Pero al cabo de más de 100 días de huelga de hambre, el gobierno socialista le otorgó la prisión atenuada por "razones legales y humanitarias", asegurando que ya había cumplido la mitad de la segunda condena.

Las mismas fuentes de la investigación citadas por Vasco Press, afirmaron que el "Comando Donosti" tenía órdenes de recoger información y "estar preparado" para cometer atentados, aunque para hacerlo "debía esperar a recibir instrucciones", excepto en el caso de que muriese De Juana.


Comentarios


Etarras atrapados tenían orden de atentar