Etcheverry insiste: el proyecto es “poco riguroso” 03-02-04



NEUQUEN (AN).- Sobre la base de que la propuesta de ley de hidrocarburos de Jorge Sobisch “no agrega nada a la legislación vigente” nacional o provincial, el ex subsecretario de Energía, Rubén Etcheverry, atribuyó la embestida en ese sentido a la intención de “hacer ruido y buscar un tema de confrontación con el gobierno nacional”. El proyecto, que está a consideración de los diputados provinciales, “es poco riguroso”, sentenció el especialista.

Tras admitir que “es razonable” la doble pretensión del gobierno de Sobisch de constituirse en autoridad de aplicación en materia de hidrocarburos y poder fijar el precio en boca de pozo, consideró que esa facultad no les convendrá “ni a la Nación ni a las empresas” y que la situación actual sólo se modificará “con una nueva ley nacional de hidrocarburos” que reglamente lo establecido por la Constitución Nacional reformada en 1994 en cuanto a la propiedad provincial de los recursos del subsuelo.

Para Etcheverry, “el verdadero motivo” de la iniciativa es “poder adjudicar en forma absolutamente directa y discrecional todo tipo de áreas y concesiones petroleras durante los próximos cuatro años”. Recordó que si Sobisch lo hizo con Loma de La Lata, “podría hacerlo con el resto, pero no tiene a (José Luis) Machinea en complicidad”.

Con este panorama, “en 2007 no va a quedar nada por manejar”. En un documento, Etcheverry puntualizó sus objeciones:

* El proyecto “es un rejunte, pero básicamente una burda y mala copia de la ley de hidrocarburos actual, y pretende modificar el Código de Minería de la Nación en varios artículos”.

* No se corrige las cosas que han mejorado -tecnología, definiciones, forma de fijación de precios- durante los 35 años de vigencia de la ley 17.319.

* Reconoce descuentos que la provincia reclamó históricamente y otros que no corresponde. “Esto es grave porque hay reclamos pendientes con las empresas y la Nación -por tratamientos para la puesta en condiciones comerciales, 0,25% de descuentos por merma- que serían convalidados por el proyecto de ley”.

* Fija un techo de 12% para la percepción de regalías. Ese porcentaje puede bajar a 5 por baja rentabilidad, pero si existe altísima ganancia en los yacimientos o se busca una forma distinta de concesión, ese tope no puede modificarse.

* El proyecto desconoce la legislación provincial existente en la materia -1611 o “ley Forni” y 1926; varios decretos-.

* Fijar los precios de los hidrocarburos por decreto “es tan arbitrario como cuando se congeló el valor boca de pozo del gas natural con la paridad uno a uno”.

* El aumento del precio implica “incrementos en la tarifa para todos los consumidores del país”. Además, el gas neuquino “no es el más barato porque las cuencas noroeste y austral son más bajos en boca de pozo”.

* Reiteró la contradicción del proyecto con el acuerdo transaccional firmado en noviembre entre las provincias productoras y las empresas mediante el cual las primeras renuncian “en forma expresa” a realizar reclamos judiciales o extrajudiciales por diferencias sobre el tipo de cambio.


Comentarios


Etcheverry insiste: el proyecto es "poco riguroso" 03-02-04