Eva Luna en un mano a mano con el tango

La cantante neuquina se presentará el viernes junto con el grupo Por la Vuelta. Interpretarán clásicos del dos por cuatro y temas de María Volonté y Eladia Blázquez.

NEUQUÉN (AN).- "Los cantantes y músicos somos comunicadores sociales. Yo tengo esa función en la música y eso es lo que queremos comunicar en este espectáculo; eso que nos pasa cuando nos subimos al escenario", así definió Eva Luna al próximo recital tanguero que brindará junto al grupo Por La Vuelta. Aquellos tangos clásicos para evocar la nostalgia y composiciones modernas para divertir, integran la propuesta para el próximo viernes, a las 23, en La Conrado Centro Cultural, Yrigoyen 138.

Eva Luna en voz, Luis "Bocha" González en piano, Ezequiel Nicolás en contrabajo y Facundo Juncos en guitarra diagramaron un espectáculo que tendrá todos los condimentos necesarios para transitar el camino del dos por cuatro, desde Enrique Santos Discépolo hasta María Volonté, con el aporte de una mirada intimista y muy personal.

"El repertorio contiene esos tangos clásicos que tenemos incorporados, tengamos la edad que tengamos, y también algunos modernos, más picarescos. Lo que tratamos de armar para este viernes es un clima entre lo emotivo y lo divertido, porque si nos dedicamos sólo al tango clásico, las letras pueden resultar demasiado introspectivas. A la gente hoy necesitamos tirarle otro mensaje", agregó la cantante.

Se podrá disfrutar de inolvidables composiciones como "El Choclo", "Yuyo verde" y "Pedacito de cielo", las mejores canciones de Volonté y "Convencernos" de Eladia Blázquez, infaltable en todo recital de Por La Vuelta.

Eva Luna es cantante, profesora de canto, kinesióloga, preparadora vocal de varios coros y coreuta del Coro Universitario del Comahue. Canta melódico, rock nacional, bossa nova, madrigales, música barroca y renacentista y hasta se le anima al tango, cuando como en esta ocasión, es convocada por una buena propuesta. Con respecto al trabajo del artista, Eva Luna tiene una posición clara e irreversible: transmitir al otro un mensaje que comunique y fortalezca los lazos de comunicación.

"Hay que meterse en lo emocional, pensar en lo que le va a pasar al que está escuchando, pero para que le pase al que escucha, primero me tiene que pasar a mi cuando lo estoy cantando. Yo trato de pensar en lo que está atrás, en el otro porque cantar desde uno para sumarle plumas al ego o para que el aplauso sea más fuerte no sirve", sentenció la artista.

Con su voz grave, que se anticipa arrabalera aunque confiesa no "cantar tangos habitualmente", Eva Luna se impone sobre el escenario para algo más que cantar. Restablecer desde el placer de escuchar buena música, los lazos y fomentar una comunicación fluida y eficaz entre artista y público, es para ella un primer intento para que la gente luego realice ese simple acto en su vida diaria. "Nuestra función es hacer algo por el otro y si lo podemos hacer desde la música es fantástico", concluyó la cantante.


Comentarios


Eva Luna en un mano a mano con el tango