Evaluarán pérdidas tras la cosecha de peras

El ministro Juan Accatino analizó el escenario tras el corte de rutas. Los mayores perjuicios se visualizan en Valle Medio, dijo. Advirtió, además, sobre la posible falta de empaque y frío para la fruta.

ROCA (AR).- Los siete días de conflicto de los trabajadores rurales, que dejaron paralizada la fruticultura regional, tendrán distintos tipos de consecuencias, sostuvo ayer el ministro de la Producción rionegrino, Juan Accatino, quien aseguró que la zona más afectada será la de Valle Medio ya que la pera William's debería haber sido cosechada hace una semana atrás.

Otro de los puntos críticos estará centrado en la falta de infraestructura para recibir al mismo tiempo, toda la fruta que llega a los galpones desde la chacra, lo que desembocará -según el ministro- en un cuello de botella «difícil» de resolver.

Es que para Accatino, las repercusiones que tuvo este corte de ruta tendrá algunas consecuencias económicas que recién se podrán evaluar cuando se termine la temporada.

Pero ya existen datos concretos que, al gobierno provincial, le hacen suponer que habrá pérdidas inmediatas debido al extenso paro de actividades que provocaron los cortes en las rutas de la provincia de Río Negro.

 

Problemas en Valle Medio

 

«La mayor complicación estará al oeste de Valle Medio ya que la pera tiene una semana de anticipación, principalmente en la zona de Lamarque. El tiempo que se ha perdido será muy difícil de recuperar», sostuvo el funcio

nario provincial, quien aseguró que en esa zona ya se puede observar fruta con marcas que indican que se pasó el tiempo que debería haber estado en la planta.

Es que el sello para iniciar la cosecha ya había salido hace una semana por lo que el panorama en esa zona será uno de los más complicados al momento de comercializar la fruta que llegue a los distintos mercados.

Para la zona del Alto Valle el panorama no es menos complicado, según observó el ministro. Por un lado se debe tener en cuenta que la fruta está en el límite para ser levantada de la chacra.

Los días que tardó en resolverse el acuerdo salarial entre el sector empresario y los trabajadores agrupados en UATRE, provocaron también una paralización hacia el interior de cada establecimiento frutícola.

«Esto indica que ahora van a cosechar todos al mismo tiempo. Y por ejemplo en los galpones de empaque se va a priorizar la fruta de los empresarios y no la de los chacareros, lo que va a provocar un cuello de botella que será difícil de resolver», subrayó.

En un año normal y con el tiempo suficiente, los tiempos para el embalaje se van manejando en los galpones, pero ahora comenzará «un amontonamiento y una carrera al puerto».

Ahora es el tiempo de trabajar «a brazo partido», aseguró.

Por otra parte, cabe destacar que se espera, antes de fin de mes, comenzar también con la cosecha de la manzana Gala, con lo cual el panorama amenaza con empeorarse.

«Hoy domingo (por ayer) hay que cosechar, hay que trabajar. Más adelante se evaluarán las pérdidas», remarcó el funcionario, quien subrayó que hay sectores en el Valle donde el calibre ya llega a 18, que es el mínimo que exige -por ejemplo- el mercado de Estados Unidos.

En cuanto a las críticas que surgieron con respecto al rol que jugó en el conflicto el Estado provincial, el ministro aseguró que no resultan justas.

«Desde el principio estuvo el ministro y el secretario de Trabajo siguiendo el tema. Como siempre digo, había dos equipos en la cancha y el árbitro era el Estado Nacional, nosotros solamente éramos los dueños de la cancha», dijo Accatino.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios