Evidentes signos de desaceleración




Archivo

BUENOS AIRES.- La actividad económica creció 4% en marzo y acentuó la desaceleración que viene insinuando desde principios de año, según datos que informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos. Respecto de febrero, la actividad general mostró una variación de 0,5%. Con estos resultados, el PBI cerró el primer trimestre con una expansión de 4,8%, muy por debajo del avance de 9,9% que se había registrado en el primer trimestre de 2011. Los datos corresponden al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que el Indec difunde todos los meses a modo de adelanto de la evolución del PBI que se divulga en forma trimestral. El crecimiento de 4 % de marzo es el menor desde diciembre de 2009 (4,9%). A su vez, se ubicó un escalón por debajo de las subas interanuales de 5,5% en enero y 5,3% en febrero. La desaceleración se venía reflejando en los informes sectoriales revelados por el Indec, dado que casi todos ellos mostraron frenos respecto de un año atrás. La industria tuvo un leve avance de 1,8 %, comportamiento que estuvo influenciado por una caída de 5,1 % en la fabricación de automóviles. Asimismo, hubo disminuciones de 3,7% en la refinación de petróleo y de 2 % en la industria textil. En los supermercados, las ventas por unidades sufrieron una desaceleración de de 7 puntos básicos, al pasar de un incremento interanual de 18,1% en marzo de 2011 (respecto de marzo de 2010) a 11,2 % en marzo de 2012 (versus marzo de 2011). Mucho más marcado fue el freno en las ventas en los shoppings, donde se registró una mejora interanual de apenas el 2,7% cuando un año atrás esa suba había sido de 20%. Por las restricciones a las importaciones también hubo una merma en el comercio internacional. Las compras al exterior cayeron 8%, mientras que las exportaciones crecieron apenas 2% cuando en marzo del año pasado habían progresado 35%. (DyN)

Las importaciones cayeron un 8% por las trabas comerciales.


Comentarios


Evidentes signos de desaceleración