Ex intendente condenado por no justificar gastos

El fallo también alcanza al ex titular de Deportes.

Ex intendente de Centenario Adrián Cerda. Él y su secretario de Deportes fueron condenados por administración fraudulenta.

Archivo

NEUQUÉN (AN).- La justicia condenó ayer al ex intendente de Centenario, Adrián Cerda (MPN) y a quien fue su secretario de Deportes, Cultura y Juventud, Claudio Pieroni, a 2 años y 8 meses de prisión en suspenso más inhabilitación especial perpetua para desempeñar cargos públicos. De acuerdo con el fallo conocido ayer, en 2007 cometieron una maniobra mediante la cual le ocasionaron un perjuicio de al menos 30.000 pesos a la municipalidad. El delito por el cual los condenaron es administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública. La irregularidad fue descubierta y denunciada por el intendente Javier Bertoldi (PJ), quien reemplazó a Cerda en el cargo. La sentencia fue dictada por la Cámara Primera. Consta el voto del juez Andrés Repetto, con la adhesión de Luis Fernández y Mario Rodríguez Gómez. Como fiscal del juicio actuó María Dolores Finochietti y como defensor, Ricardo Cancela. Señala que el 19 de setiembre de 2007, Pieroni le presentó una nota a Cerda mediante la cual le solicitó 12.000 pesos para cubrir gastos de la secretaría. En esa misma nota, debajo del pedido, Cerda escribió de puño y letra: “As. Legal. Para confeccionar norma legal corres. autorizar pago $52.000 a Sec. de Deportes, Cultura y Juventud c/gastos a rendir”. Nada justificaba el cambio en el monto. El 5 de octubre siguiente se emitió el decreto municipal 838/07 por el cual se autorizó el otorgamiento a Pieroni de los 52.000 pesos destinados a “gastos eventuales para la organización de los festejos del aniversario de la localidad”. El funcionario presentó diversas facturas como rendición de cuentas, entre ellas tres, cada una por 10.000 pesos, que resultaron ser falsas. En teoría referían a pagos de servicios de seguridad y vigilancia. Negó haberlas emitido El titular de las facturas las reconoció como propias pero negó haberlas emitido. Además, es un hombre que presta servicios de catering y no de seguridad. “Se puede afirmar, sin dudas, que las facturas que presentó Pieroni con la finalidad de justificar el gasto de 30.000 de los 52.000 pesos resultan falsas”, señala el fallo. “No tengo dudas de que toda esta maniobra defraudatoria fue dolosamente urdida por Cerda y Pieroni con el fin de desviar fondos municipales, generando un perjuicio económico al erario municipal de por lo menos 30.000 pesos”, escribió el juez Repetto. La sentencia aún no está firme, según trascendió.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora