Excelente balance de la temporada de caza mayor

Aseguran que fue una de las mejores de los últimos años.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- “La temporada de caza mayor fue una de las mejores de los últimos años”, aseguró Marcelo Ruani, un conocido guía de caza radicado en esta ciudad.

El profesional afirmó que en ésta última “hubo muchos cazadores, se lograron interesantes trofeos y se generó un importante ingreso económico para los prestatarios de los servicios. En particular, ponderó el trabajo de Parques Nacionales que “logró mejorar el recurso”.

La apertura de la temporada de caza mayor arrancó con una recaudación récord en oportunidad de rematarse los cotos en la intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi (PNNH).

En dichos predios, públicos, la caza está regulada por la APN, que establece que cada cazador puede matar únicamente 1 ciervo macho.

Cabe destacar que los turnos duran 8 días corridos y se permiten hasta dos cazadores. “Antes, se cazaban además hasta 3 o 4 hembras por persona”, recordó Ruani.

El guía destacó en este aspecto el trabajo de Fernando Méndez Guerrero desde la intendencia del PNNH y del guardaparques Ricardo Rua, en lo que respecta a la reglamentación y fiscalización del recuso.

Ruani puntualizó que durante esta temporada “en casi todos los cotos públicos se cazó”. Aseguró que los ciervos están en buen estado y que de continuar la actual política de manejo, en 3 ó 4 años se podrá duplicar la población.

Respaldó además la propuesta de “sacar las vacas e incrementar la población de ciervos colorados”, lo cual informó ha dado muy buenos resultados en algunas estancias turísticas, con cotos de caza privados.

Para poder trabajar como guía de caza se debe aprobar un curso-examen que dicta la Asociación de Caza y Pesca Nahuel Huapi, Parques Nacionales y la Federación Argentina de Caza Mayor.

Ruani estimó que la mayoría de los guías habilitados trabajó a destajo este verano. “Hubo muchos turistas, argentinos y extranjeros que vinieron a cazar. Había día que todos los turnos estaban ocupados”, afirmó.

El experto evitó dar cifras, pero estimó que algunos turnos en cotos públicos llegan a generar recursos por más de 20.000 pesos.

“Los permisos, alojamientos, traslados, comidas, guías, caballos dan trabajo a varias personas”, dijo. Actualmente los guías de caza determinan si el animal avistado por el cazador puede ser matado o no.

“Esto contribuye a cuidar la especie”, aseguró el profesional. Con ello, se logran obtener buenos trofeos, que llegaron esta temporada hasta las 15 puntas (lo normal es de 11 a 13 y el récord argentino se ubica en las 23).

Afirmó por otro lado que en algunos cotos se construyeron pequeños refugios, que sirven de albergue durante las salidas.

“El refugio Lagunita, aguas arriba del arroyo Cuyín Manzano, es muy bueno”, ejemplificó. El lugar dispone de servicios de cabalgata, pilcheros y hasta ayudantes para preparar un cordero asado.

Ruani estimó que el futuro de la actividad es muy bueno y que hay que continuar mejorando los servicios.

“A los cazadores les agrada mucho pasar dos o tres noches en la cordillera pero también aprecian la comodidad de un buen lodge, y están dispuestos a pagar por ello”, remarcó.


Comentarios


Excelente balance de la temporada de caza mayor