Exesposa cuenta cómo detuvieron a Vandenbroele

“La justicia demostró que puede tener eficacia y rapidez”, dijo Laura Muñoz en Mendoza. El financista allegado a Boudou pasó la noche detenido en una alcaidía de los tribunales federales de Mendoza a la espera de que la Cancillería decida su extradición a Uruguay.



#

Vandenbroele, quien fue arrestado ayer en la zona de Chacras de Coria tras regresar con su hija a la casa de su ex esposa, quedó a disposición del juez federal Walter Bento.

LAVADO DE DINERO

Laura Muñoz, la exesposa de Alejandro Vandenbroele que desnudó a raíz de su crisis matrimonial el caso Ciccone y la presunta sociedad de su ex cónyuge con el vicepresidente Amado Boudou, contó cómo lo detuvo la Policía de Seguridad Aeroportuaria en su casa.

Dijo que hasta llegó a temer que no devolviera esta noche a la hija que tiene en común.

“Estábamos todos expectantes para ver si aparecía y después sucedió lo que sucedió, no ofreció resistencia, lo llevaron caminando, no pasó nada violento”, reseñó Muñoz.

“La justicia demostró que puede tener eficacia y rapidez”, afirmó.

Vandenbroele pasó la noche detenido en una alcaidía de los tribunales federales de Mendoza a la espera de que la Cancillería decida su extradición a Uruguay, donde es requerido en una causa por lavado de dinero.

Tras ser arrestado por la Policía de Seguridad Aeroportuaria y ser notificado en las oficinas de esa dependencia en el aeropuerto de Mendoza, Vandenbroele fue llevado detenido a las celdas de los tribunales federales a la espera de que se decida su traslado.

El juez Bento dijo anoche al portal MDZ que Vandenbroele “no está incomunicado”.

Y, apuntó que “la decisión final corresponde a Cancillería ya que se solicitó una extradicción” desde la justicia de Uruguay.

La captura ocurrió anoche, pasadas las 21, y fue realizada por la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Anteriormente el spa del hotel Arena Maipú, llamado Kumellkan, había sufrido un operativo para indagar sobre los últimos movimientos de Vandenbroele y si estaba alojado en ese lugar. Si bien los interrogados confirmaron que el empresario suele ir, aseguraron que en ese momento no estaba en el complejo.

La expectativa estaba puesta en su vivienda ubicada en el distrito lujanino de Vistalba, donde Vandenbroele ha sido varias veces visto por vecinos y transeúntes. Por ello el barrio privado Vistalba Country donde reside el empresario estaba siendo custodiado a la espera de si el imputado se hacía presente.

Muñoz relató los momentos de angustia vividos en las horas previas a la detención, pero sus palabras volvieron una y otra vez sobre una de las maniobras por las que la Justicia investiga a su ex marido: el preacuerdo que The Old Fund firmó en 2009 para asesorar al gobierno de Gildo Insfrán por el canje de la deuda que Formosa mantenía con la Nación, mientras Boudou era ministro de Economía. The Old Fund, que no tenía un solo empleado ni experiencia en la materia, cobró $ 7.600.000 por esa tarea.

“Yo estaba casada con él cuando estaba haciendo el robo a mano armada a Formosa. Él estaba convencido y consciente de que estaba mal lo que estaba haciendo. Me fue confesando las cosas bajo presión, con cuentagotas. ¿Cómo les puede quitar siete millones de pesos a los niños más pobres del país? Un sinvergüenza, una lacra”, repetía anoche Muñoz.

Advirtió que el caso por presunto lavado de dinero en Uruguay por el que permanece detenido el supuesto testaferro de Boudou “tiene que ver” con la investigación de la ex Ciccone Calcográfica porque “es la ruta de la plata de la misma causa”.

“Tiene que ver porque es el lavado de dinero y las sociedades que involucran a Ciccone, que involucran a The Old Fund, que controlaba el 70 por ciento de Ciccone. Es la ruta de la plata de la misma causa”, alertó.

Consideró luego que el pedido de captura de Interpol “fue prácticamente decidido por Vandenbroele porque él había tenido la posibilidad dos veces de ir a presentarse a Uruguay para decir lo que supuestamente es su verdad”.

“Fue una rebeldía que tuvo la de no presentarse ante la Justicia porque no debe tener qué decirle a la Justicia uruguaya”, manifestó.

Muñoz estimó que “las pruebas” en contra de su ex marido “son tan contundentes que no tenía una estrategia para zafar”.

“El había tenido la posibilidad de elegir y él eligió ser una persona sin dignidad, ser un ladrón, ser un estafador”, acusó.

El testimonio de Muñoz fue el que dio inicio a la investigación que involucra directamente al vicepresidente.

El 6 de febrero de 2012, en la primera emisión del ciclo del periodista Jorge Lanata en radio Mitre, la mujer denunció: “Mi ex esposo es el testaferro de Boudou”.

Se inició luego la causa judicial con la intervención del juez Daniel Rafecas y del fiscal Carlos Rívolo, quien viajó a Mendoza a realizar un procedimiento en la ex casa de Muñoz y Vandenbroele y, después, a realizar un allanamiento en un departamento de Boudou de Puerto Madero.

Eso generó una exposición del vicepresidente, donde terminó acusando al por entonces procurador general de la Nación, Esteban Righi, y a Rafecas de cruzarse mensajes de texto con un abogado allegado al empresario José María Núñez Carmona; y el paso de la causa a manos del juez Ariel Lijo y el fiscal Jorge Di Lello.

Agencias, MDZ y radio Mitre


Comentarios


Exesposa cuenta cómo detuvieron a Vandenbroele