Exigencias para el tercer puente

Un informe ambiental modificaría la ubicación de la obra en la isla Jordán



CIPOLLETTI (AC).- El Consejo de Ecología y Medio Ambiente (Codema) de la provincia aprobó en primera instancia la declaración jurada ambiental preliminar para el proyecto de construcción del puente sobre el río Negro, a la altura de la isla Jordán, a unos 750 metros aguas abajo de la balsa, pero planteó a su vez una serie de exigencias, una de ellas severa porque podría modificar la ubicación de esta estructura si no hay acuerdo con una empresa vitivinícola que tiene su plantación en la margen sur.

Esta declaración -en la práctica, un informe- fue elaborado por Luciano S.A, según consta en la resolución emitida por el Codema y firmada por su presidente, Oscar Echeverría.

La misma empresa se presentó como oferente para la obra en el acto licitatorio llevado a cabo el jueves último en Cipolletti, con la presencia del titular de Viarse, Miguel Pedranti.

En su artículo segundo la resolución firmada por Echeverría dice textualmente: “requiérase a Viarse que se modifique la ubicación del puente a fin de mitigar el impacto sobre el área productiva de la empresa Estepa SA”.

Empero, luego de esta resolución habría habido una modificación en cuanto al acceso de la margen sur que no tocaría las tierras de la firma que se considera perjudicada, aunque este tema aún no se halla solucionado.

Sobre el proyecto en sí e Codema, en base a un dictamen técnico, sostiene que se han cumplido los requisitos legales necesarios para su aprobación, y que “se considera adecuado el plan de manejo ambiental propuesto, las medidas de mitigación y las especificaciones técnicas ambientales especiales a cumplimentar por el encargado o contratista del proyecto”.

Aún así, el Codema deja en claro que previo al inicio de la obra del puente -será, se dijo de manera oficial, en septiembre venidero- la empresa adjudicataria deberá presentar la evaluación de impacto ambiental final.

Con la construcción de este puente -que demandará una inversión superior a los 14 millones de pesos- se abren muchas opciones de integración de la margen sur, incluso con la probabilidad de aumentar en 20.000 hectáreas la superficie cultivada del ejido, que ahora es de no más de 4.000 y en la margen norte, en la zona bajo riego del Alto Valle.

Aparte del puente propiamente dicho, se construirán dos terraplenes de acceso, de 200 metros cada uno, en las dos márgenes, y luego sí los caminos, uno de los cuales, al sur, llevará a la ruta 7, y el otro, al norte, a la ruta nacional 22.

Desde la provincia se reiteró ayer que habrá reuniones con técnicos del municipio a fin de llegar a un acuerdo respecto de los accesos, para que no haya problemas sobre el área intangible de la isla Jordán.


Comentarios


Exigencias para el tercer puente