Exitosa ablación múltiple de órganos en Viedma

Extrajeron corazón, riñones, hígado y córneas de un hombre.

VIEDMA (AV)- Una ablación múltiple de órganos se realizó ayer en el hospital Zatti de esta capital. En un par de horas el corazón, los riñones e hígado inyectaban fuerza y esperanza a otras personas que dependían de la donación de un órgano para seguir viviendo.

El corazón fue el primero en ser implantado, en el hospital Israelita de la Capital Federal. Luego el hígado y un riñón a un mismo paciente en la fundación Favaloro. El riñón restante será implantado en Neuquén con prioridad a un paciente de Río Negro. En el caso de no resultar compatible, será un neuquino el que lo recibirá y de no ser posible por aquellas mismas razones este órgano será trasplantado a quien resulte con mayor compatibilidad entre las personas que se encuentran en listas de espera a nivel nacional. Hoy se decidirá este tema, una vez que se finalice con los estudios de histocompatibilidad.

Las córneas fueron también donadas y enviadas al hospital Santa Lucía donde ayer se realizaban la valoración de las células para determinar sus implantes, que pueden esperar hasta 14 días.

Los médicos de la fundación Favaloro y del Israelita junto con los profesionales del Zatti ingresaron al quirófano del hospital viedmense minutos después de las 13 y a las 15.20 finalizaron la tarea. Los primeros en partir con las características heladeras fueron los médicos encargados de la ablación del corazón.

Mientras remontaba vuelo el avión que los trasladaba a Buenos Aires el paciente que recibiría el corazón era conducido al quirófano para iniciar la cirugía. Una hora después realizaban el mismo movimiento el resto de los profesionales con los otros órganos. Al cierre de esta edición también había finalizado el trasplante del hígado y un riñón.

El representante del Incucai en Río Negro, Gonzalo Toundaian, recordó que desde diciembre de 2003 no se realizaba en el Zatti una ablación múltiple de órganos y destacó la predisposición de las aproximadamente 30 personas que colaboraron para que se concretara este operativo que beneficiará a varias personas. «Desde las mucamas del hospital hasta los médicos y personal judicial, porque esto implica una serie de estudios médicos y tramitaciones administrativas y judiciales, además de correr contra el tiempo», sostuvo.

 

La voluntad de papá

 

Mientras el corazón comenzaba a latir en el cuerpo del paciente que lo esperaba en la Capital Federal, los familiares y amigos de José Luis San Martín lo sepultaban en el cementerio de Viedma en la tarde más calurosa de lo que va del verano. Allí estaban su joven esposa, sus mellizas de seis y su hijo mayor de 12, cuya actitud estremeció hasta los profesionales del Zatti, preparados para aliviar el dolor físico del otro y enfrentar a las familias a la realidad de las pérdidas irreparables.

A pesar de su corta edad el jovencito insistió en que su papá había manifestado que quería donar sus órganos cuando ya no estuviera en este mundo.

Más allá de esta actitud solidaria el chico no hizo más que cumplir con el deseo de su papá, tal vez en un modo de rendir homenaje a ese hombre de 33 años que vivía y trabajaba de jornalero en el campo en Monte Bagual a la vera de la ruta nacional 250, a 65 kilómetros de Viedma.

Para ese chico y su familia tendrá valor eterno ese pensamiento solidario de su padre de dar vida a otros, a pesar de no entender su decisión de quitarse la propia.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora