Exitoso simulacro de evacuación en Caviahue

En menos de dos horas quedó desalojada la villa. Sólo falló el alcance de la sirena, que resultó escaso.

CAVIAHUE (AZ).- Caviahue desarrolló ayer con éxito el primer simulacro de evacuación masiva como método de prevención en virtud de la actividad del volcán Copahue.

Más de medio centenar de vehículos transportaron a la población hacia las afueras de la villa en un operativo que, desde su inicio, tardó poco menos de dos horas.

Participaron agentes de Defensa Civil, Bomberos, Gendarmería, Policía y Vialidad Provincial.

El intendente Oscar Mansegosa calificó el procedimiento de "tranquilo y ordenado". La única falencia del operativo fue el escaso alcance del sonido de la sirena que no fue suficiente para cubrir todo el radio poblado. Para los próximos días, se espera la llegada de una más moderna desde Buenos Aires.

Finalmente el esquema de evacuación diseñado desde el municipio cumplió sus objetivos y casi la totalidad de la villa turística fue desalojada en forma rápida y ordenada.

"La actitud de la gente fue muy valiosa puesto que todo se desarrolló con calma", expresó Mansegosa quien también aclaró que "si la emergencia hubiera sido real seguramente no habría sido tan así pero de todas formas el ensayo resultó exitoso".

El procedimiento arrancó exactamente a las 9.30 cuando el Comité municipal de Seguridad se reunió en el municipio. En esa instancia se repasó por última vez el diagrama de responsabilidades que debía afrontar cada jefe de manzana. En ese contexto la mecánica de trabajo consistió en un relevamiento de cada familia para que abordara el vehículo que tenía asignado.

A las 11 en punto sonó la sirena del autobomba y todo el operativo de evacuación se puso en marcha.

El escaso alcance que tuvo el sonido de la alarma "fue la única falla de toda la jornada y es obvio que debemos solucionarlo para evitar disgustos posteriores" señaló Mansegosa.

En el mismo sentido se pronunció el titular de Bomberos Voluntarios de Loncopué, Sergio Luna. "Mañana (por hoy) debo viajar a Buenos Aires para traer una nueva sirena aérea trifásica de 15 hp que fue conseguida gracias a la gestión del ministro Jorge Gorosito", aseguró.

Las características del nuevo elemento asegurarán una perfecta audición desde los puntos más alejados de la localidad.

En menos de media hora la ciudad quedó virtualmente desierta mientras la extensa caravana de automóviles y camiones se apostaba en las afueras de Caviahue, a un par de kilómetros del municipio.

"Quedaron algunos detalles por pulir como la distancia que debe mantenerse entre los rodados y que cada uno de ellos tenga cadenas para la nieve, pero podemos calificar a toda la actividad como excelente" dijo Mansegosa al finalizar.

Los cálculos oficiales determinaron en primera instancia que alrededor del 90% de la población participó del simulacro.

Dentro del 10% restante se ubican los escasos turistas que permanecían en Caviahue y algunos trabajadores hoteleros que no podían abandonar sus puestos.

Ayer a última hora estaba prevista una reunión con todos los actores del evento para efectuar un balance.

En teoría, una eventual catástrofe determinaría la evacuación hasta Loncopué. "Allí muchos tienen familia donde albergarse y para el resto de la gente se utilizarían las instalaciones del Ejército de Las Lajas y en última instancia algunas casas de Zapala", explicó el intendente.

En pocos días más están previstos nuevos procedimientos de evacuación, variando los horarios para evaluar los resultados y perfeccionar la operatoria.

Barbijos, anteojos, agua y bolsos

CAVIAHUE (AZ).- Desde que comenzó a sonar la sirena el pueblo entero se movilizó hacia los vehículos que estaban a la vera del lago. Equipados con barbijos, anteojos, botellas de agua mineral y pequeños bolsos, adultos y niños olvidaron sus obligaciones diarias por un instante para sumarse al simulacro de evacuación.

"Este tipo de medidas son efectivas para llevar tranquilidad a la gente y asegurarnos ante cualquier eventualidad", comentó Laura, una empleada local. A espaldas de la gente que caminaba distendidamente hacia sus vehículos, desde el Copahue se alzaba alguna que otra columna de humo que se dispersaba hacia el territorio chileno.

"Es importante que la gente entienda que este lugar es totalmente seguro y si bien la actividad del volcán es casi permanente no tenemos ningún problema con el agua que tomamos y el aire que respiramos" dijo Patricia, una docente que cumple tareas en la villa. A su lado Paula, una joven emprendedora que inauguró en esta temporada una panadería artesanal, señalaba que "como jefa de manzana tuve una participación activa pero lo más importante es que debe rescatarse la actitud de la población para unirse en esta iniciativa". Con respecto a la situación del Copahue explicó "la mayoría entiende que ésta es una realidad pasajera y de hecho yo misma estoy aquí con mi hijo de 10 años porque considero que estamos seguros".


Comentarios


Exitoso simulacro de evacuación en Caviahue