Experiencia de riego por goteo en hortalizas

El Centro Pyme Adeneu demostró que por medio de una prueba piloto en las chacras periurbanas de Confluencia se puede aumentar hasta un 50% la producción de una hectárea.





Gentileza

NEUQUÉN (AN).- Una prueba piloto de innovación tecnológica impulsada por el Centro Pyme Adeneu demostró que por medio de la incorporación de sistemas de riego por goteo en las chacras periurbanas de la Confluencia se puede incrementar hasta un 50% la producción de una hectárea, extender entre dos y cuatro meses el período de producción y ofrecer hortalizas en épocas en las que los demás chacareros de la zona aún no tienen producción. La iniciativa fue solicitada por un grupo de productores de Centenario, Plottier y Vista Alegre quienes manifestaron su intensión de recibir asesoramiento para apostar a la incorporación de este tipo de tecnologías a sus tradicionales cultivos de verduras. Para ello se contó por un lado con aportes provenientes del Programa Nacional de Agricultura Periurbana, en el caso de quienes optaron por construir invernaderos. En tanto que para los que tendieron el sistema de goteo a cielo abierto recibieron en forma de aportes reintegrables el 70% de los fondos que necesitaban y que corresponden a las mangueras a colocar. El coordinador del programa Hortícola del centro dependiente del gobierno provincial, Carlos Ceppi, detalló que el resultado de las pruebas fue exitoso tanto al marcar un incremento en la cantidad de producción comercializable como así también en su calidad. “Hay casos que pasaron de tener un rendimiento de 15.000 kilos de lechuga por hectárea con el viejo sistema de surcos, a 25.000 kilos con el goteo, e incluso algunos llegaron a tener incrementos del 50% en la producción”, destacó Ceppi. Los técnicos que acompañan a los productores en este plan señalaron que junto al incremento de la cantidad de plantas, el goteo permitió reducir el descarte de especies al optimizar tanto la llegada del agua como de los nutrientes que son incorporados directamente a los sistemas de bombeo. Además los especialistas advirtieron que al no depender del histórico sistema de riego, la producción puede ampliarse de seis a ocho o diez meses, sin depende además de los turnos de riego. Y advirtieron que por las características de estos sistemas “los chacareros no necesitan tener todo el tiempo empleados, como antes, sino que ahora los necesitan sólo para los trasplantes y la cosecha”. Esta prueba piloto tiene especial importancia si se tiene en cuenta la limitación e incluso reducción de las superficies cultivables en las zonas periurbanas, dado que un chacarero puede gracias a estos sistemas incrementar su producción con la misma cantidad de tierra que ya posee. En tanto que comercialmente el cambio también es atractivo y permite el rápido pago de los cerca de 15.000 pesos por hectárea que implican estos sistemas, dado que los técnicos del Centro Pyme explicaron que “se convierten en mejores proveedores al poder ofrecer sus verduras cuando otros aún no tienen”.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Experiencia de riego por goteo en hortalizas