Experto de la ONU confía en una 'salida política'

Pese al optimismo, las posturas siguen muy distantes.



VIENA/TEHERáN (DPA).- El secretario general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Mohammed el Baradei, se mostró ayer inesperadamente optimista sobre un posible acuerdo en la disputa nuclear con Irán.

A la vez, circulan en el OIEA varias nuevas propuestas para un acuerdo entre Irán y la Unión Europea (UE). Anoche, importantes funcionarios del entorno del OIEA en Viena confirmaron que inspectores de ese organismo estaban analizando acusaciones según las cuales Irán está trabajando secretamente en el desarrollo de ojivas nucleares para su misil de alcance medio Shahab III.

Sin embargo, el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, reiteró por la mañana que Teherán no cambiará su curso nuclear. “Las alharacas políticas de Occidente no tendrán ni la más mínima influencia sobre nuestra decisión, y si (los estados occidentales) ejercen presión política, entonces también nosotros revisaremos nuestro acercamiento”, dijo Ahmadinejad. “Hemos escogido nuestro camino y continuaremos en este legítimo camino, y no cederemos ante ningún tipo de presión”, agregó.

Por su parte, el primer ministro en funciones israelí, Ehud Olmert, pidió al mundo a frenar el programa nuclear iraní durante una alocución en video anoche desde Jerusalén. Olmert llamó a imponer “sanciones económicas” a Irán y declaró que Israel utilizará “todos los medios” a su disposición para evitar que Teherán cuente con armas nucleares, pero aclaró que “no podemos hacerlo solos”. “Irán representa una grave amenaza para el mund moderno”, subrayó el mandatario. “Hay que evitar que consiga armas atómicas”, agregó.

Estados Unidos también pidió que la “comunidad internacional continúe actuando para que Irán no tenga la capacidad de producir armas nucleares”. “Es una cuestión de confianza y el régimen iraní mostró durante casi dos décadas que no se puede confiar en él”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan.

El experto egipcio señaló ayer que considera posible una solución política al conflicto nuclear con Irán para “la semana que viene”, según dijo antes del inicio ayer de la sesión de la Junta de Gobernadores en Viena, que abordará el tema de Irán anoche o hoy por la mañana.

La Junta de Gobernadores analizará un informe crítico de El Baradei sobre el programa atómico iraní. El informe será transmitido después al Consejo de Seguridad de la ONU, que podrá decidir entonces si tomar medidas contra Irán. Sobre todo estadounidenses y europeos sospechan de que el país persa aspira a tener armas atómicas.

Las optimistas declaraciones de El Baradei sorprendieron a observadores políticos en el OEIA. En las pasadas semanas “se han hecho grandes avances”, dijo el jefe de la agencia de la ONU. Ahora es importante que “ambas partes (Irán y la UE) regresen a la mesa de negociaciones”, agregó. Exigió a Teherán que implemente las medidas destinadas a generar la confianza que él espera en el marco del programa nuclear iraní. La única solución es un “amplio acuerdo” entre Teherán y la UE, añadió.

Las conversaciones entre la UE y Teherán se rompieron el viernes, pero un plan de Rusia para enriquecer en su territorio uranio para Irán sigue sobre la mesa. Antes del debate, circulaban ayer en Viena varias propuestas para un compromiso entre la UE e Irán. Entre otras cosas se afirma que el OIEA y Rusia proponen dejar participar en el futuro a científicos iraníes en el enriquecimiento de uranio.

Otra propuesta afirma que Oc

cidente debería seguir permitiendo a Teherán realizar el enriquecimiento en el marco limitado de la investigación atómica si renuncia al mismo tiempo a largo plazo al enriquecimiento industrial. El uranio enriquecido puede tener aplicaciones tanto civiles como militares.

Versiones sobre un misil iraní

Según se informó en tanto en círculos cercanos al OIEA, inspectores del organismo analizan acusaciones de “varios lados”, según las cuales técnicos militares iraníes trabajan en el desarrollo de ojivas nucleares para el misil de alcance medio Shahab III.

Sin embargo, aún no hay pruebas para sustentar estas informaciones, al parecer de círculos de los servicios secretos y la resistencia.

“Si encontráramos algo, sería la prueba de que el programa atómico iraní no es sólo pacífico”, se afirmó. Al contrario que el OIEA, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tiene poder para imponer castigos. No obstante, Rusia, uno de los cinco miembros permanentes y por ello con derecho a veto, ha rechazado repetidamente la imposición de sanciones . China, otro de los miembros permanentes, tampoco parece dispuesta a apoyar la imposición de sanciones.


Comentarios


Experto de la ONU confía en una 'salida política'