Exportarán polietileno por Pino Hachado

La empresa Dow Argentina enviará al país trasandino 40.000 toneladas anuales. Se convertirá así en la principal operadora del Corredor Bioceánico. Ferrosur será su "aliado estratégico".





CONCEPCION, Chile (Enviado especial).- La filial argentina de Dow Chemical se convertirá el año próximo en el prin- cipal operador del Corredor Bioceánico si, tras una instancia experimental ya iniciada, comienza a exportar desde Bahía Blanca 40 mil toneladas anuales de polietileno a la sucursal chilena de la compañía. El volumen del negocio implica 40 millones de dólares anuales por la aduana de Pino Hachado y significa un costo en flete de, al menos, entre cuatro y cinco millones de pesos.

El anuncio, formulado por Jorge de Zavaleta, uno de los directores de Dow Química Argentina -razón social de la empresa con sede en Estados Unidos- luego del almuerzo de trabajo en el puerto de Talcahuano, se asocia con las posibilidades exportadoras y de operaciones de otras dos empresas radicadas en Bahía Blanca : Indupa Solvay y Profertil -que comenzará a exportar fertilizantes a este país desde su habilitación en noviembre próximo-. La fábrica de Dow en el polo petroquímico de esa ciudad expandirá su producción desde 240 mil toneladas anuales de polietileno a 600 mil toneladas en el mismo período.

El gobernador Jorge Sobisch firmó ayer con el intendente de la Octava Región, Jaime Tohá un acta acuerdo para impulsar el corredor Bioceánico (ver aparte).

De Zavaleta dijo que el contrato que une a Dow con Ferrosur convierte a la empresa de Amalia Lacroze de Fortabat en «aliada estratégica». En principio, tienen un convenio de distribución de cargas desde el polo petroquímico bahiense hasta Buenos Aires, pero estos días comenzaron una prueba piloto con la conexión multimodal -que incluye a Transportes Ruiz, camiones- para estudiar los resultados y abastecer las necesidades de la planta chilena, establecida en Talcahuano a cinco kilómetros del centro de esta ciudad.

Esta planta produce anualmente unas 30 mil toneladas de polietileno y el resto de las 70 mil que demanda el mercado se importan desde Estados Unidos. En caso de resultar positiva la experiencia con la conexión intermodal, «se traerán desde Bahía Blanca», aseguró De Zavaleta.

El ahorro de fletes previsto con la utilización del corredor está en el orden del diez al 15 por ciento, es decir al menos unos 150 mil pesos anuales según el volumen de cargas anticipado.

Esto significará «el puntapié inicial» para el corredor, que verá al menos duplicar las 40 mil toneladas anuales que se proyecta registrar hasta diciembre próximo. Las operaciones se iniciarán en el primer trimestre de 2001, dijo De Zavaleta, pero para lograrlo «necesitamos el paso en buenas condiciones para que el traslado sea fácil y expedito».

Ubicó a Dow como «dadora de carga» en esta clase de operaciones, por lo cual, «buscamos buenos servicios que además sean baratos», porque el polietileno es una mercadería -un «commodity»- de bajo precio. Dijo que se interesarían en el ferrocarril trasandino «si esa posibilidad nos ofrece más seguridad, mejores precios y condiciones, de lo contrario, no, nos quedamos con el multimodalismo».

No se trata, dijo, «de apoyar la construcción de 200 kilómetros de vía férrea si no es para lograr un servicio más barato y mejor».

La planta de Bahía procura abastecer al Mercosur, en principio para Argentina, Chile y Brasil, pero «también para Bolivia, Paraguay, Perú y Ecuador. Los excedentes «pueden exportarse indistintamente» por el océano Atlántico o por los puertos del Pacífico. Para este último caso, «salir desde un puerto del Pacífico resulta más fácil que hacerlo desde el Atlántico y cruzar por el cabo de Hornos».

Los comerciantes de Chillán quieren carne argentina

CONCEPCION, Chile (Enviado especial).- Los comerciantes de Chillán están dispuestos a adquirir carne vacuna faenada en Senillosa a razón de 200 reses mensuales en el futuro inmediato. La intención de los empresarios de esta zona de la Octava Región es comprobar si las «ventajas comparativas» expuestas por la contraparte argentina les resulta viable económicamente. La etapa experimental comenzará en enero próximo.

Carlos Cabezas, del matadero Copromaneu, dijo que la eliminación de las barreras sanitarias en la Argentina y la declaración de «libre de aftosa» al ganado del país permitirá adquirir ganado vacuno en Toay, La Pampa, transportarlo a Neuquén donde se lo faenará y envasará para exportarlo a esta zona del sur chileno.

A la fecha, comerciantes chillanejos tienen matadero propio asentado en Buenos Aires, y realizan sus compras en esa localidad pampeana. El ganado debe transportarse en pie unos 800 kilómetros para ser faenado y luego se lo despacha a Chile, prácticamente «de océano a océano».

Como Toay es equidistante entre Buenos Aires y Neuquén, la posibilidad de enviar los vacunos a Senillosa implicaría «ventajas en cuanto a precio, por el ahorro en flete, y en cuanto a tiempo», dijo Cabezas, que además representa a Acipan en esta parte de la gira neuquina.

La distancia «en este caso juega a favor nuestro», explicó, y fue precisamente subrayada por la contraparte chilena. El ahorro en fletes resulta sustancial en toda exposición del corredor Bioceánico y es la principal ventaja en el momento de promocionar el inter-cambio. Esa condición equilibra las diferencias en cuanto a desregulación laboral a ambos lados de la frontera.

Chillán es una zona netamente agropecuaria, con alta producción de papas y hortalizas -un renglón de la producción que interesó al gobernador Jorge Sobisch- y también produce clavos y materiales básicos para el tendido de vías férreas.

Aunque el consumo es fundamentalmente de pollo o cerdo, también existe demanda de carne vacuna, y los ejemplares son novillos de gran peso. La intención complementaria de los comerciantes chilenos apunta también al mejoramiento de la oferta.

El subsecretario de Producción, Guillermo Pellini, indicó que el contacto de Cabezas con los comerciantes de Chillán es una perspectiva importante para la provincia, y anunció que la semana próxima habrá una reunión en Buenos Aires del consejo federal de salud animal para tratar el tema de la aftosa.

Visita a la base de Talcahuano

CONCEPCION, Chile (Enviado especial).- Ayer al mediodía, Jorge Sobisch y una reducida comitiva de funcionarios neuquinos y chilenos, almorzó con Juan Patillo, el jefe de la Base Naval de Talcahuano, situada a 15 kilómetros de esta ciudad. La unidad na-val es el puerto militar más importante del país y opera el principal establecimiento de los

Astilleros de la Marina, Asmar, que fabrican las naves para la flota de guerra chilena y también -por encargo- para armadas extranjeras -el caso de Argentina- y para naves mercantes de otros países -barcos pesqueros y de investigación para Islandia e Italia, por ejemplo-.

Entre otros funcionarios, estaban Tohá, el almirante Patillo, el subsecretario de Transportes chileno, Patricio Tombolini y el cónsul Jorge Matas Zamorano. No pudo llegar el titular argentino de Transportes, José Carballo.

Luego del almuerzo, Sobisch repitió visitas anteriores : recibió información sobre los puertos Lirquén y San Vicente, y las posibilidades de formalizar negocios con Bahía Blanca y San Antonio. En Chile, los puertos están concesionados a privados.

Valses y polkas

A bailar, a bailar.- El martes, la comitiva fue homenajeada con una velada de gala en el Teatro Municipal de Chillán. Cantaban -y bailaban- los integrantes del conjunto «El palomar», de esa ciudad, interpretó cuecas, zamacuecas, valses y polkas, con un aire que recordaba, en ciertos pasajes, al conjunto «Sanampay», del maestro Naldo Labrín. El concierto fue in crescendo, y la participación del público también. Al punto que, no contento con las palmas, cuando el conjunto ejecutó su segunda polka seguida, el empresario Carlos Kreplak no pudo con su genio y comenzó a oscilar de pie al ritmo de la pieza.

Ni noticias.- No para todos fue igual el concierto de «El palomar de Chillán». Inmunes absolutamente a palmas, bailes, cantos y zapateos, algunos de los integrantes de la representación argentina comenzaron con tímidos cabeceos y terminaron con la inmovilidad propia de quien se ha dejado vencer por el cansancio, como Pedro y Santiago en el Monte de los Olivos. Sin embargo, el sueño no impidió que sus mandíbulas hicieran su trabajo, porque terminado el recital no perdonaron las empanadas, brochettes, fiambres, sopaipillas, aderezos y vino que se sirvió abundantemente.

Las Fuerzas Armadas opinan

CONCEPCION, Chile (Enviado especial).- Las Fuerzas Armadas chilenas participarán en el diseño estratégico del corredor Bioceánico porque «sus opiniones y criterios son muy importantes», dijo el intendente de la Octava Región, Jaime Tohá. Indicó que la integración de ambos países flexibilizará al máximo la disposición que prohíbe a los extranjeros radicarse o radicar empresas en una franja de hasta 50 kilómetros del hito fronterizo, aunque todavía «no se prevé derogarla».

Ayer se firmó el acta de integración que formaliza las gestiones realizadas hasta la fecha y consagra un documento que permitirá elaborar un plan de desarrollo del Bioceánico con perspectivas económicas ciertas.

El ministro de Planificación, José Brillo, dijo que se constituirá aquí también un comité técnico con representantes de las regiones chilenas y se invitará a los ministros de coordinación y de economía de Río Negro, porque la conexión «se proyectará al Mercosur de manera horizontal, enlazando desde Bahía Blanca y San Antonio hasta el Pacífico». Para lograrlo, la única condición es que Chile sea miembro pleno de la alianza Mercosur, algo que ocurrirá a finales de este año.

En rueda de prensa posterior a la firma del acta de integración entre esta región -del Biobío- y Neuquén, el gobernador Jorge Sobisch recordó las mejoras realizadas en el paso Pino Hachado para habilitar su utilización como conexión en el Corredor Bioceánico.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Exportarán polietileno por Pino Hachado