Extrañas explosiones en la casa de Hugo Conzi

El hermano del empresario prófugo resultó herido, pero la policía no descarta que se trate de un autoatentado



Hasta un perro fue afectado por el explosivo y las dos "molotov" que estallaron a las 5:45 en la vivienda de Boulogne.
BUENOS AIRES (Télam).- Un artefacto explosivo y dos bombas incendiarias estallaron ayer a la madrugada en la casa de Hugo Conzi, dueño del complejo gastronómico Dallas y hermano de Horacio, el prófugo acusado de asesinar hace trece días al joven Marcos Schenone, informaron fuentes judiciales y policiales.

Como resultado de la explosión, Hugo Conzi, de 49 años, sufrió "escoriaciones leves, un trauma acústico y la fractura de uno de sus tobillos", según indicaron voceros policiales y su abogado Norberto Pérez.

La explosión ocurrió alrededor de las 5.45 de ayer en la vivienda ubicada en la calle Santa Rita 1536, de la localidad de Boulogne, al norte del Gran Buenos Aires, y a pesar de que se encontraban tres personas en la casa, sólo Hugo Conzi resultó herido por las esquirlas y la onda expansiva.

Según las fuentes, en el momento de la detonación Conzi se encontraba en la casona junto a su novia de 27 años, que resultó ilesa, al igual que la empleada doméstica.

El artefacto explosivo que causó mayores daños fue colocado sobre la ventana de la habitación donde se encontraba Conzi, pero también fueron dejadas dos bombas incendiarias del tipo "molotov", pero confeccionadas con bidones plásticos con combustible, que dañaron la puerta de la casa y, en el garage, el automóvil Mercedes Benz del empresario.

Quien cometió el atentado, primero se encargó del perro que custodia los jardines del frente de la casa de los Conzi.

El animal, que tuvo que ser atendido por un veterinario, aparentemente fue golpeado con un palo y quizás adormecido con alguna droga ya que se encontró carne picada en el exterior de la vivienda, que será sometida a análisis, según contaron las fuentes.

El explosivo provocó la caída casi total de una ventana que da a la habitación en la que se encontraba Conzi, quien fue el único que resultó herido, ya que las dos mujeres que estaban en la casa y el perro, estaban fuera del lugar de la detonación, explicó un vocero.

El caso fue caratulado como "estrago" por el fiscal Jorge Apolo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de San Isidro, quien de inmediato convocó a expertos en explosivos para realizar los peritajes.

Además de la Policía Científica y los bomberos, peritos de la División Explosivos de la Gendarmería Nacional fueron solicitados por el fiscal para despejar las dudas en torno a la clase de explosivos utilizados.

Una fuente de Gendarmería aseguró que se trató de "un explosivo de alto poder de uso común en actividades militares y mineras que produjo daños gravísimos a tres metros a la redonda, con proyecciones de onda expansiva que alcanzaron los 28 metros".

El informante precisó además que el artefacto estaba compuesto de mecha, detonador y una carga explosiva a base de nitratos, y explicó que no se trataba de una bomba de tiempo sino que "fue encendida por la mecha", ya que no contaba con mecanismos de relojería.

Hasta ayer el fiscal Jorge Apolo y los detectives de la Delegación de Investigaciones (DDI) de San Isidro y la comisaría de Boulogne, no pudieron encontrar testigos que hayan podido ver quién cometió el atentado contra Conzi. Los investigadores tampoco descartaban que se haya tratado de un autoatentado "para dar un golpe de efecto a la causa en la que a su hermano se lo acusa por el homicidio del joven Marcos Schenone".


Comentarios


Extrañas explosiones en la casa de Hugo Conzi