Fábrica alimenticia a partir de una idea escolar

La ex Enet de Choele Choel recibirá la nada despreciable cifra de 50.000 pesos para montar una planta piloto de procesamiento de alimentos frutihortícolas. Un proyecto desarrollado por el cuerpo docente y los alumnos de 4º, 5º y 6º años de las modalidades electromecánica y alimenticia ganó entre otras 280 postulaciones un subsidio de la empresa Repsol-YPF para iniciativas innovadoras. La misma escuela había obtenido antes otro beneficio similar para su laboratorio.



Los chicos trabajando en el laboratorio, para cuyo montaje también se recibió un subsidio de la petrolera Repsol.
CHOELE CHOEL (AVM).-El proyecto presentado por la ex Enet para montar una planta piloto elaboradora de alimentos fue seleccionado por la empresa Repsol-YPF y la escuela será subsidiada por la firma para llevarlo a cabo, con más de 50 mil pesos. Es la segunda vez que este centro educativo de Choele Choel obtiene este tipo de logro.

En la anterior oportunidad se consiguió el dinero para montar un laboratorio de análisis de calidad de los alimentos.

El docente Carlos Otogalli, explicó que “fuimos seleccionados entre los 12 finalistas, porque al principio se habían presentado casi 280 postulaciones. Nos van a dar 50 mil pesos de subsidio. La idea es montar una planta piloto de procesamiento de alimentos frutihortícolas”.

Del proyecto varias instituciones de la localidad se verán beneficiadas porque no sólo participa el colegio sino que también contarán con activa participación la Cámara de Productores del departamento Avellaneda, la Cámara de Comercio de Choele Choel, la escuela Nº 280, la escuela de adultos Nº 16, el municipio y la Universidad del Comahue.

El subsidio obtenido para el montaje de la pequeña fábrica se debe al cuerpo docente de la escuela Enet de la localidad –compuesto por 15 personas– que envío la idea al programa anual que tiene la empresa petrolera en el país para apoyar iniciativas productivas. El subsidio que tendrá la escuela rondaría los 50 mil pesos, cifra que sería actualizada al momento de la entrega.

De los trabajos de puesta en marcha del emprendimiento participarán las dos modalidades de la escuela, tanto los chicos que siguen la tecnicatura en electromecánica, como los de alimentación: en total 150 chicos de cuarto, quinto y sexto años.

Los de electromecánica harán el montaje, el mantenimiento y el diseño y quienes están en la rama alimentación participarán del proceso y elaboración de los alimentos, y también harán el control de calidad de los productos en el laboratorio del colegio, que se montó también a través de un subsidio de la empresa petrolera.

“La idea es que la planta sirva para todos los chacareros de la zona que quieran elaborar sus productos, en la escuela se pueden hacer los ensayos y pruebas y se les puede dar cierto asesoramiento. Además de enseñar a la comunidad que se quiera volcar a la manufactura de productos de este tipo. Lo que queremos es hacer un centro de investigación que sirva para los pequeños y medianos elaboradores de la zona. Allí se harán las pruebas. Por supuesto siempre hechas por los alumnos y supervisadas por los docentes de la escuela” explicó Otogalli.

“Se trata de una típica línea de producción de cualquier fábrica de este tipo, nada más que llevado a una escala menor” agregó.

“Además se va a producir para los comedores de la zona. Se llegó a un acuerdo con el municipio y con Acción Social de la provincia. Creemos que no se va a producir una gran cantidad pero sí alcanzará para abastecer a los comedores de la zona”, sostuvo.

Desde la escuela se especula con que las primeras remesas de dinero llegarán en febrero del próximo año. Sostuvieron además que parte de la planta ha sido construida, desde el colegio, por esfuerzo propio, y que el dinero que llegará de Repsol será utilizado para hacer el resto de la pequeña fábrica.


Comentarios


Fábrica alimenticia a partir de una idea escolar