Falleció el actor Jorge Villalba

Se fue un pedazo de la historia teatral de la Patagonia



SAN MARTIN DE LOS ANDES (ASM).- La máscara del teatro hizo una de sus muecas pero esta vez no hubo aplausos. Sobre el escenario habrá primero silencios y después, seguro que sí, gratitud. Murió Jorge Villalba.

El actor, director y maestro de actores que había elegido este rincón de la cordillera para vivir, dejó de existir ayer por la mañana en una cama del hospital Ramón Carrillo. Había ingresado allí por la noche. Jorge tenía 74 años y sucumbió a un cáncer al que le dio pelea hasta el final; sólo dejó de hacer lo que amaba cuando la enfermedad le doblegó el cuerpo pero no el espíritu.

La noticia se conoció cerca del mediodía y llenó de pesar a una ciudad que lo cobijó como hijo propio y a la que él le dio tanto. Desde hace apenas unos meses, la sala del teatro San José lleva su nombre. También en la vecina Junín, donde Jorge realizó tareas docentes y orientación de grupos teatrales, hubo dolor al conocerse su fallecimiento.

En 1999, el Instituto Nacional del Teatro le otorgó el premio a la trayectoria teatral correspondiente a la región patagónica. Se enteró de la distinción por este diario, antes de la comunicación formal del INT. Había dicho al cronista: “Quién, yo… están seguros”, para decir luego que se trataba de un “regalo del cielo”. Pero no lo era. Fue un premio merecido a más de 40 años de trayectoria actoral y ética de trabajo.

Miembro de la Asociación Argentina de Actores desde 1956, Villalba participó de un centenar de obras; trabajó con Orestes Caviglia, Mario Soficci, Francisco Petrone, Miguel Bebán (padre de Rodolfo), nombres que son patrimonio del teatro en la Argentina. Intervino en películas como “La Patagonia rebelde” de Héctor Olivera, o “Juan Moreira” de Leonardo Favio.

En 1971 pisó por primera vez San Martín de los Andes para filmar “Mi hijo Ceferino Namuncurá”, bajo la dirección de Jorge Mobaied. Luego volvió y no se fue más. El paisaje y la gente de San Martín se hicieron uno en la vida de Jorge.

Desde entonces, desarrolló una prolífica labor actoral y docente, al tiempo que recuperó para la ciudad la que había sido una capilla y hoy es el teatro San José. Recitales poéticos, la Navidad Cordillerana con pesebres vivientes, festivales de cine y teatro y contactos puestos en juego para que la televisión pusiera sus ojos en San Martín, fueron sólo algunas de las actividades que Villalba realizó en la zona. Así vinieron tiras como “Al Sur”, “Pasión” o la exitosa “Alén, Luz de Luna”.


Comentarios


Falleció el actor Jorge Villalba