Falleció una leyenda del mítico tango porteño

Jorge Sobral fue parte de la orquesta de Piazzolla. Murió ayer a los 73 años.



BUENOS AIRES (AFP) – Jorge Sobral, uno de los cantantes de tango que tuvo la orquesta del célebre músico argentino Astor Piazzolla, murió este domingo a los 73 años, víctima de una hemorragia cerebral, informó la familia.

Sobral tenía un timbre de voz grave, poderosa y varonil que le permitió convertirse en una de las más populares surgidas en los años 60. Edelmiro Sobredo, su verdadero nombre, también acompañó con sus cualidades vocales las orquestas de otros maestros como Mariano Mores, Mario De Marco y Enzo Bardero.

El deceso se produjo en un sanatorio privado, luego de sufrir un accidente cerebro-vascular.

Había comenzado a cantar a los ocho años con la orquesta de Fermín Valentín Favero, padre del compositor Alberto Favero, y su primera actuación fue en el Club San Martín de La Plata, su ciudad natal, capital de la provincia de Buenos Aires (centro-este). En la capital bonaerense fue considerado uno de los intérpretes más relevantes de la música ciudadana.

Sobral se había mantenido activo durante los últimos años y conservaba intacta su calidad interpretativa, a tal punto que hasta confesó en una entrevista haber ampliado su registro y elevado la tonalidad. Su repertorio incluía un abanico de temas de raigambre popular como “Con los botines cambiados”, “Siempre parí”, “Pan”, “Paparula” y “En el reino de Dios”.

Se había desempeñado como cantor en el exitoso ciclo televisivo “Yo soy porteño” y uno de los momentos más significativos de su carrera fue cuando en 1969 ganó un concurso con el tema “Hasta el último tren”, de Julio Amaro y Julio Camilione, acompañado por la orquesta que dirigía el maestro Horacio Salgán. Aquella noche, en el mismo certamen, Astor Piazzolla y Amelita Baltar habían presentado la famosa “Balada para un loco”. Sobral fue elegido por el jurado popular y Piazzolla por el jurado conformado por especialistas.

Su faceta actoral la mostró en una decena películas, entre las que cuentan “Che, OVNI” (1968), “Ritmo, amor y juventud” (1966), “Las locas del conventillo – María y la otra” (1966), “Hotel alojamiento” (1966) y “Dos quijotes sobre ruedas” (1964), entre otras.


Comentarios


Falleció una leyenda del mítico tango porteño