Fallo contra la pesificación desafía a la Corte

Dura réplica de la Justicia comercial a la resolución del máximo tribunal.



La Justicia Comercial replicó ayer duramente el fallo mediante el cual la Corte Suprema de Justicia respaldó la pesificación de depósitos en dólares, y señaló que el Estado, para resolver la crisis económica y social de 2002, actuó como si la Constitución Nacional pudiera “ser violada según las circunstancias”.

“Si resistir la crisis es doloroso, más lo es procurar paliarla por vía de claudicar ante la afirmación de que la Constitución puede ser violada según las circunstancias”, razonó la juez en lo Comercial Julia Villanueva, que atacó así uno de los principales argumentos de la Corte.

Villanueva, mediante un fallo al que tuvo acceso DyN, hizo lugar a una acción de amparo promovida por el ahorrista Eduardo Sanguinetti, de 80 años de edad y dueño de colocaciones por 34.361,35 dólares en el Banco de Galicia.

Los fondos de Sanguinetti fueron pesificados a 1,40 a inicios de 2002, cuando el gobierno puso fin a la Ley de Convertibilidad y dictó una serie de medidas para restringir el retiro de dinero de los bancos.

En marzo de 2003 la Corte tachó por inconstitucional la pesificación pero en octubre de 2004 el supremo tribunal, reformado por la administración de Néstor Kirchner, avaló la conversión de depósitos en dólares a 1,40 al expedirse en un juicio iniciado por ahorristas con más de 1 millón de dólares.

La Corte, al respaldar la pesificación, dijo que si bien las medidas del gobierno afectaron el derecho de propiedad de los ahorristas, éstas fueron adoptadas para paliar una profunda crisis política, económica y social. Ahora, la juez Villanueva atacó justamente ese argumento.

“Las emergencias, las crisis, las necesidades del Estado, son el presupuesto implícito de las garantías constitucionales.

Sostener que éstas se desdibujan cuando se configuran las emergencias no es sólo un contrasentido sino es también desconocer que en un Estado de Derecho no existe la posibilidad de que las respuestas a los problemas puedan ser halladas fuera de la Constitución”, sostuvo la magistrada.

Y agregó: “De emergenci en emergencia nos hemos ido quedando sin reglas o las tenemos sólo en lo formal (…) Hoy, frente a la decadencia y al descreimiento general en el sistema, frente al dolor y a la sensación de desintegración, se impone decir basta: Dentro de la Constitución, todo. Fuera de ella, nada”.

Villanueva rechazó cualquier “excepción” a ese concepto y remarcó que “al inimaginable deterioro en el que nos encontramos hemos llegado de la mano de la emergencia, sistemáticamente invocada, para convalidar situaciones que sólo agravaron el peor de los males sociales: La decadencia moral, propia de quienes viven sin normas”.

Sostuvo, además, que el ingreso y la salida de la Convertibilidad se adoptaron “con todo: riesgos y beneficios”.

Para la juez, “primero se hicieron sentir” los favores del 1 a 1 “y la Argentina creció, o al menos eso pareció”, pero “después, cada vez con más fuerza se hicieron sentir los síntomas que daban cuenta de haberse configurado los riesgos asumidos”.

Cuestionó, además, “la irresponsabilidad de los gobiernos” que adoptaron medidas sin “acabar con el déficit que agobiaba las cuentas del Estado”. Eligieron, en cambio, “disimularlo por la vía de incrementar cada vez más la deuda pública”.

(DyN)


Comentarios


Fallo contra la pesificación desafía a la Corte