Fallos judiciales acorralan a bancos viedmenses

Un juez ordenó la devolución de un depósito en dólares y el banco estuvo cerrado ayer hasta el mediodía. En otro caso, un camarista denunció penalmente al gerente de una entidad.

VIEDMA (AV)- Se complica la situación en las entidades bancarias con asiento en Viedma. La sucursal del Bansud en esta capital demoró ayer la apertura ante una resolución judicial que la obligaba a devolver un depósito en dólares.

La presión de los clientes a media mañana habría obligado a las autoridades de la entidad a rever la decisión y comenzar a a-tender recién pasado el mediodía. Además ello coincidió con la finalización de una reunión conciliatoria de la que participaron representantes de la entidad y de un ahorrista que presentó un amparo para que el banco le devuelva el depósito en dólares que había confiado a la entidad.

El juez penal Juan Bernardi resolvió que se restituyeran esos fondos, pero ante el incumplimiento de esta disposición por parte del banco, el magistrado dictó una medida cautelar por la cual ordenó a las autoridades de la entidad que todo el dinero que ingresara fuera entregado al amparista hasta completar la suma del depósito en dólares.

Por otra parte, el camarista ci-vil Fernando Laborde Loza presentó una denuncia penal contra el gerente del Banco Patagonia S.A. de Viedma, Marcelo Vecchi, por desobediencia judicial y defraudación por la retención indebida al no cumplir con un mandamiento judicial que ordenó la restitución de dinero a un ahorrista.

Cuando el oficial de justicia concurrió a la entidad bancaria para dar cumplimiento a la resolución judicial observó que no había un peso, salvo los fondos destinados al pago salarial y de jubilaciones que quedan exclui-dos de los mandamientos judiciales.

Además el juez Laborde Loza fundamentó la denuncia presentada en la fiscalía a cargo de Ricardo Falca que el Banco Patago-nia publicitó un aviso en el que promocionó la venta y compra de dólares. El magistrado interpretó que con ese aviso el Banco está indicando que tiene dólares para vender y dinero para comprar pe-ro no para devolver a los ahorris-tas los dólares que depositaron en la entidad, lo que demostraría la deshonestidad bancaria.

El fiscal Falca también requirió al juez que se investigue al Banco Patagonia por los dos delitos planteados por el camarista, fundamentando que a algunos ahorristas les devolvieron los depósitos parcialmente, señalando que no tienen dólares ni efectivo. Estas situaciones se dieron inclusive el día en el que se publicó el aviso.

Falca sostuvo que los clientes le entregaron al banco fondos en custodia y en administración y la entidad tiene la obligación de devolver ese dinero porque de lo contrario incurre en una retención indebida que es una forma de estafa contemplada en el Código Penal.

Medida contra el Bansud

El juez Bernardi explicó que "bajo ningún concepto ordené cerrar el banco sino que entregue el dinero que ingresaba al amparado, porque cuando el oficial de justicia se constituyó en la entidad ante la primera resolución no había dinero en el Bansud ni en Juncadella", compañía encargada del trasporte de caudales.

Añadió que para "no hacer ilusorio el derecho reconocido, lo que se ordenó fue que todo dinero que ingrese al banco por cualquier concepto se embargue a los fines de hacer cumplir esos intereses. La decisión del banco de cerrar o no no es una decisión que me competa ni que yo pueda hacer variar".

Atrapada por el "corralito", una docente jubilada dijo basta

NEUQUEN (AN) - "De acá no me muevo hasta que me acrediten la plata", dijo Mauricia Murcia, una docente jubilada ayer en un banco del microcentro, harta se soportar explicaciones inadmisibles sobre la demora del trámite que inició hace dos semanas, todavía no puede terminar y que está a punto de malograrle la compra de una camioneta.

Recibió los nuevos argumentos de todo tipo que le dieron los gerentes de los bancos involucrados, pero sobre el mediodía no tuvo otra alternativa que retirarse a su casa, con toda la impotencia que sienten las víctimas del "corralito". Eso sí, le prometieron que "el lunes tendrá el dinero".

"Me siento burlada, pisoteada, con una impotencia tremenda... No es justo, que nos hagan pagar a los pequeños ahorristas el despilfarro de los grandes responsables de esta situación es indignan-te", dijo la mujer a "Río Negro" en su casa, reponiéndose del bajón de presión que le ocasionó el mal momento.

La historia de Mauricia es como la de muchos otros que vieron primero cómo se le diluía el esfuerzo de muchos años con la "pesificación" de los depósitos, y ahora tiene que soportar la imposibilidad de disponer de "lo poco que le dejaron". "Estos no son ahorros nuestros -incluyendo a su esposo-, sino de nuestros hijos, es dinero de todos y precisamente, lo que hicimos fue comprar una camioneta para mi hijo que vive en el interior provincial", comentó la mujer, sin perder la calma pero trasuntando una tremenda desazón en sus expresiones y gestos.

Contó que el 7 de este mes solicitó la transferencia de $ 17.000 pesos de la Banca del Lavoro -en esa entidad amenazó encerrarse ayer- al Banco de Bos-ton, previo haber realizado todos los pa-sos previstos para las nuevas operaciones financieras con los fondos del "corralito.

Le dijeron que la transferencia demandaría cuatro días para una parte de la diligencia y, como máximo, 72 horas más para ser acreditada.

"Pero he ido casi todos los días y todavía no me acreditan la plata. Estamos a punto de perder la operación, porque en la concesionaria tampoco pueden absorber las depreciaciones de los costos más allá de la buena voluntad que tengan", se quejó la mujer.

Ayer, Mauricia vio colmada su paciencia y le dijo al gerente de la Banca del Lavoro -y a los periodistas que estaban en el lugar-, que hasta que no le acreditaran el dinero no se iba de allí.

"El mismo gerente fue conmigo al Boston, con documentación en la mano, y al final me aseguraron que el lunes tendré mi dinero. Pero es evidente la mala predisposición de todos para reconocer que están robándonos el dinero", añadió Mauricia.

"Ya estoy cansada de escuchar argumentos insólitos. Me llegaron a decir que los programas de las computadoras del banco no eran compatibles con las del Banco Central y por eso no llegaba la autorización. Hay que decirle basta a tanta burla y atropello", añadió Mauricia.

Escracharon a Bergés en el hospital

El comisario médico retirado de la Policía Bonaerense Jorge Bergés sufrió ayer un escrache por parte de trabajadores, médicos y enfermeras del Hospital Roca adonde se encuentra internado el ex represor, involucrado en casos de apropiación de menores durante la dictadura militar. "Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir, Bergés hijo de puta se tiene que morir", era el cántico que los manifestantes entonaban frente a una de las habitaciones donde el ex médico se encuentra, en el centro asistencial de Alvarez Jonte y Segurola, en Floresta. Vestidos con sus guardapolvos y uniformes de trabajo, y al grito de "asesino, asesino", trabajadores y profesionales del Hospital Roca extendieron su protesta por espacio de varios minutos. (DyN)

Recuperó 42.000 dólares

CIPOLLETTI-NEUQUEN (AC y AN).- Por una "acción autosatisfactoria" y con intervención de la justicia Federal fueron recuperados 42.000 dólares de la sucursal neuquina del Citibank, dinero que estaba inmovilizado por el "corralito".

La "acción autosatisfactoria" fue interpuesta a mediados de febrero en el juzgado Federal de Neuquén.

El conjuez Roberto Savariano ordenó a la gerenta del Citi neuquino, Mirta de Paladín, la devolución del dinero, pero la funcionaria, tras consultas con la casa central del banco, en Buenos Aires, no la acató.

El Citi apeló a la Corte Suprema exigiendo la suspensión del trámite pero no habría acreditado ante el juzgado Federal esa presentación, por lo que se dispuso el secuestro del dinero. La oficial de justicia Norma Wilson tuvo a su cargo la comunicación de la orden de secuestro a la gerenta Mirta de Paladín.

Frente a esta situación la funcionaria del Citi abrió el Tesoro de la sucursal y entregó los 42.000 dólares, ayer a las 10 de la mañana. Antes, pidió nuevamente autorización a la casa matriz, y esta vez la respuesta fue positiva, lo que también evitó un escándalo, porque la oficial de justicia estaba facultada a pedir la colaboración de la policía Federal para el secuestro.


Comentarios


Fallos judiciales acorralan a bancos viedmenses