Faltó un testigo clave de la "ruta de la coima"

El titular de Edificom no fue a declarar en la causa de la Lotería. Días atrás se reveló que su empresa fue utilizada por Tecno Acción en la maniobra para disimular las coimas a altos funcionarios rionegrinos tras la investigación de "Río Negro". Se complicaría su situación. Se esperaba también a Pablo Giovinazzo por la causa de las tragamonedas, pero tampoco fue.



El juez Jorge Bustamante (foto de archivo) se quedó esperando a Suárez y Giovinazzo.
VIEDMA (AV)- El presidente de la quebrada empresa Edificom, José Luis Suárez, firma de Bahía Blanca que entregó facturas a Tecno Acción para justificar pagos irregulares que se destinaron a coimas para funcionarios rionegrinos, no respondió a la citación judicial.

El juez penal de Viedma Jorge Bustamante lo había convocado para la mañana de ayer en calidad de testigo, pero no concurrió.

Tampoco lo hizo Pablo Giovinazzo, titular de la empresa Pradion S.A., quien fue citado por la causa de las tragamonedas y por las presuntas coimas en el marco de la investigación de la Lotería.

Para ambos casos el juez dispuso que se verifique si los testigos fueron notificados debidamente para declarar y, de ser así, el magistrado adelantó que ordenará que tanto Giovinazzo como Suárez sean traídos a Tribunales con la fuerza pública.

No obstante la situación de Suárez es mucho más complicada, sobre todo si se tiene en cuenta la reciente declaración espontánea de Roberto Vasconcello, otro directivo de Edificom.

La citación de José Luis Suá-rez, como presidente formal de Edificom, estaba prevista para ayer pero -por segunda vez- no cumplió con la Justicia. A mediados de setiembre, se excusó de comparecer por inconvenien-tes familiares. Hasta anoche, fuentes judiciales no disponían de ninguna certificación por su ausencia.

La declaración de Suárez es importante porque Edificom fue traída a la causa penal por Tecno Acción cuando justificó la entre-ga de sus cheques al portador. Esa empresa -que preside César Luis Ramírez Rojas- explicó en su presentación que esos valores fueron entregados a Edificom y que era esa empresa la que debía explicar su relación con Carlos Ferrari, el empresario que los cobró.

La testimonial de ayer concentraba mucho interés a partir de las declaraciones de otro directivo de Edificom, Roberto Vasconcello, quien habló con la justicia y con "Río Negro" para denunciar que se armó todo un andamiaje para justificar las facturas y los pagos de cheques que, se sabe, fueron destinados a los sobornos de altos funcionarios.

Vasconcello aseguró que se falsearon convenios de Edificom con Tecno Acción y de Edificom con Ferrari para formalizar una relación inexistente.

En realidad, Edificom cedía a funcionarios de gobierno facturas mensuales para justificar los pagos con cheque que expedía Tecno Acción y que eran cobrados por Ferrari o colaboradores suyos, para ser destinado el dinero a funcionarios rionegrinos, según éste mismo se jactó de hacer. Tras la investigación de "Río Negro", se suspendieron las entregas de boletas y de cheques y los involucrados se dedicaron a estructurar un marco legal para justificar esos pagos en operaciones ficticias.

En tanto, Giovinazzo fue citado por la denuncia penal presentada por la empresa que preside contra Varsa S.A. por la presunta deuda de esta firma por las máquinas tragamonedas que le vendió Pradion S.A.. Al igual que su hermana Cecilia, el juez citó a Pablo Giovinazzo por esta causa y para que dijeran lo que conocen de las presuntas coimas a funcionarios por la concesión de los Casinos en Río Negro.

El empresario hizo llegar al juez un escrito sobre las máquinas tragamonedas pero para el magistrado es necesaria su declaración testimonial.


Comentarios


Faltó un testigo clave de la "ruta de la coima"