Familia con cinco niños está abandonada a su suerte en Rincón

Fueron desalojados el domingo y pasan la noche bajo un toldo. El municipio no se ha acercado a interesarse por los pequeños.



RINCON DE LOS SAUCES (ARS) – Una familia de desocupados con cinco chicos menores de edad fue desalojada de la vivienda que alquilaban y pasan las frías noches dentro de una precaria choza.

Desde Acción Social del municipio dicen no poder asistir a los indigentes ya que “estamos carentes de recursos y la situación en esta comuna es muy difícil”, señalaron.

José Zelarayán, jardinero de profesión, y Gabriela Sosa, ama de casa, fueron empujados a la calle de un departamento en el que vivían ubicado en la zona centro de esta ciudad, por adeudar varios meses de alquiler.

El pasado domingo , los dos adultos se encontraron en el frío de la noche sin poder proteger a sus cinco hijos, Gabriel (10), Karem (8), Lucas (5), Federico (4) y Juan José (2).

Un automóvil “Ford Falcon” en estado paupérrimo, sirvió de “hotel” para la desafortunada familia por esa noche. Con los primeros rayos de sol del lunes, Zelarayán junto a su esposa, levantaron una precaria choza con caños y una lona gastada, en la que actualmente se refugian.

Mientras Zelarayán cuenta a “Río Negro” sobre su urgente situación, los niños tratan de descansar dentro de la improvisada carpa de no más de cuatro metros cuadrados, con sólo un colchón sobre el piso de tierra y algunas mantas. Cuatro de los chicos presentan claros síntomas de gripe ya que la temperatura nocturna desciende bruscamente.

El terreno en donde la familia instaló la choza, está ubicado en el barrio “Integración” y es propiedad de Zelarayán; sin embargo, carecen de los servicios principales.

“Una vecina de enfrente nos presta electricidad y otra de aquí al lado nos presta una manguera para el agua, son personas muy buenas”, dijo Gabriela Sosa.

El jefe de familia dijo a este diario en forma enfática que “la municipalidad tiene total conocimiento de lo que sucede porque hace dos meses voy a hablar con el intendente Diego Omar Rueda y sus secretarios informándoles que me están por desalojar, pero me pasan de una oficina a otra, burlándose de mi familia y sin darnos solución”.

Según Zelarayán, “hablamos con Mario Orozco (director de Empleo y Vivienda) y le informamos de esta situación para que nos gestione una vivienda o algo como para aguantar, pero no pasó nada”, sostuvo y agregó, “estuvimos en Acción Social y también expuse el inconveniente y ni siquiera se acercaron hasta aquí para ver si les falta algo a los chicos, directamente nos cerraron las puertas de la municipalidad”, dijo.

El director de Empleo y Vivienda, Mario Orozco, señaló que “no tenemos viviendas para hacer asistencialismo, estamos trabajando en forma dependiente con el Instituto de la vivienda de la provincia y cuando se construya algún barrio evaluaremos a quién podemos ayudar. Por otra parte, a este señor le conseguimos una entrevista laboral en la petrolera SADE y lamentablemente no aprobó el examen médico, por lo que este sector municipal no puede hacer nada más”, dijo.

Por su parte, el director municipal de Acción Social, Mario Quemel, señaló antes del mediodía de ayer, que “yo no tenía conocimiento de esta situación y ahora que ustedes me informan, trataremos de evaluar lo que pasa para darle una solución”, dijo.

Ante la consulta de este diario sobre cuándo se acercaría hasta el precario asentamiento, Quemel enfatizó, “ya mismo estoy saliendo para allá, además me gustaría volver a hablar con ustedes para informarles qué fue lo que pasó”, sostuvo.

Pero después de varias horas de espera de “Río Negro” junto a la familia, Quemel no se presentó, limitándose a pasar frente a la carpa, con un claro gesto indiferente.

Ayer, al caer la noche sobre Rincón de los Sauces, una llovizna persistente agravó la situación de esta familia, pero los funcionarios municipales no asistieron.


Comentarios


Familia con cinco niños está abandonada a su suerte en Rincón