Familia de Hariri pide justicia internacional

El hijo del ex primer ministro libanés asesinado solicitó un tribunal externo para los culpables



El hijo y heredero político del ex primer ministro libanés Rafik Hariri pidió ayer que un tribunal internacional enjuicie a los asesinos de su padre, después que una investigación de la ONU implicó a importantes funcionarios de la inteligencia de Siria y el Líbano.

Saad Hariri, que es legislador, efectuó la apelación dos días después que el jefe de investigadores Detlev Mehlis entregó su informe sobre el asesinato de Hariri al Consejo de Seguridad.

Hariri murió el 14 de febrero, junto a otras 20 personas, en un atentado dinamitero con vehículos. Saad Hariri elogió la investigación de la ONU, que indicó existía una conexión clara entre funcionarios de inteligencia sirios y libaneses con el ataque.

"La hora de la verdad ha llegado... la sangre del mártir Rafik Hariri y sus colegas en la marcha hacia la libertad, la dignidad, soberanía, no se habrá derramado en vano'', manifestó en un discurso televisado desde su casa en Jidda, Arabia Saudí. "Los culpables que planearon este crimen terrorista y participaron en la ejecución y su encubrimiento enfrentarán, si Dios quiere, las penas que se merecen", agregó.

El consejero de la cancillería siria Riyad Dawoodi, mientras tanto, reiteró las críticas de su país al informe de la ONU, manifestando que era falso, politizado y apuntaba a Damasco en lugar de descubrir la verdad. Dijo que Mehlis se basó en testigos que no tenían credibilidad, incluyendo un presunto ex agente de la inteligencia siria, Zuhair Mohammed Al-Siddiq, arrestado la semana pasada en París después que se creyó que efectuó un testimonio falso ante el equipo de la ONU. "Todo lo que esta estaba incluido en el informe está basado en presunciones y alegaciones", dijo Dawoodi. "No hay pruebas".

Por su parte, una fuente diplomática árabe aseguró que el informe de la ONU que involucra a altos funcionarios cercanos al presidente sirio, Bashar el Assad, en el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri traerá mayor tensión a una región ya conflictiva.

"Es un informe peligroso y traerá más violencia a la región de Cercano Oriente. Ahora tendremos dos grandes áreas conflictivas: Siria e Irak", señaló en Beirut la fuente, que pidió anonimato.

"El informe por supuesto no es un veredicto final, como lo describe el fiscal alemán. Pero impulsará definitivamente a algunas potencias occidentales a reclamar en el Consejo de Seguridad de la ONU sanciones económicas contra Siria, lo que llevará a tener otra nación árabe hambrienta como Irak", declaró la fuente.

El diplomático señaló que el informe sumará presión sobre Siria y pondrá a ese país "en una confrontación política abierta con la comunidad internacional representada por las Naciones Unidas, y en particular por el Consejo de Seguridad". (AP/DPA)


Comentarios


Familia de Hariri pide justicia internacional