Familia vivió siete años navegando

El psicólogo Tom Crafton junto a su mujer Kathleen y a sus tres hijos, de 15, 11 y 8 años, vivieron dicha travesía en un velero de 13 metros.



Una pareja norteamericana y sus tres hijos acaban de completar un viaje en barco de siete años de duración, con tres vueltas al mundo, en la que vivieron casi aislados “por el bien de la familia”, según manifestaron.

En 2003, Tom Crafton, un psicólogo entonces de 43 años de edad, decidió que no quería trabajar más en Anchorage, Alaska, y junto a su mujer Kathleen, enfermera, y a sus tres hijos, de 15, 11 y 8 años, se embarcó en “Nueva Vida”, un velero de 13 metros.

Después de haber recibido la aprobación de Jena, Laena y Ben, sus hijos, subieron a “Nueva Vida” y viajaron durante siete años, según el relato que hicieron al Washington Post y que publica la agencia Ansa.

Los niños perdieron amigos y no fueron a la escuela, “pero paciencia, saben leer y escribir, vieron y aprendieron cosas que de otro modo no hubieran conocido nunca. Son las personas más felices del mundo. Por mi, hubiera seguido viajando”, dijo Tom.

La familia dio tres vueltas al mundo. Pasaron casi un año en un puerto de Nueva Zelanda, estuvieron en la Polinesia francesa, las Galápagos, las islas Salomón, Papúa y las Fiji.

Vivieron paseando, y cuando bajaban a tierra “tratábamos de vivir como la gente del lugar”.

Ahora volvieron a Maryland. ¿Por qué? “Porque los chicos ya son grandes, están por comenzar su vida y deben conocer su país”, explicó la madre.

Télam


Comentarios


Familia vivió siete años navegando