Familiares de víctima de crimen se movilizan en Río Colorado

El STJ cambió la carátula y ordenó rebajar la pena de los homicidas



#

Jorge Tanos

Cecilia encabeza la colecta de firmas en reclamo de que la Justicia no siga rebajando la condena de los asesinos de su padre.

RÍO COLORADO (ARC).- Familiares y amigos del productor Américo Guzmán, asesinado en el 2009, lanzaron una campaña por “verdadera y legítima justicia”, con la recolección de firmas en un petitorio que serán elevadas en los próximos días al Superior Tribunal de Justicia, a la Defensoría del Pueblo y al gobernador Alberto Weretilneck, para que no se siga reduciendo aún más la pena a los autores del crimen. Con mucha angustia, al borde de la desesperación, Cecilia, una de las hijas de la víctima, recorre las calles de Río Colorado en busca del apoyo a su pedido. En pocos días ya reunió más de 1.000 firmas. “Estamos muy mal, la justicia no está hecha para los pobres, porque si hubiéramos tenido el dinero para pagar un abogado de entrada los resultados habrían sido diferentes. En esta provincia a las víctimas siempre las dejan a la deriva, los delincuentes tienen más derecho que un trabajador. Estos tipos nos arruinan la vida para siempre y ellos, con las leyes a su favor, en poco tiempo están de nuevo en la calle delinquiendo. Hoy estoy segura de que no hay justicia y lo puedo decir sin miedo: son incompetentes, no les importa nada de la gente”, afirmó. Cecilia espera que “con el acompañamiento del pueblo queremos que los jueces traten de ser justos y no estén del lado de los asesinos”. Como se recordará, tras el cambio de la calificación legal de la causa (El STJ la bajó de “homicidio calificado criminis causa” a “robo con resultado muerte”) se reemplazó la primera condena de prisión perpetua por una de 19 años de prisión. La medida benefició a Marcos Enrique Ponce (26) y Miguel Ángel Coria (24), responsables del sangriento asesinato de más de 13 puñaladas del que fue víctima el chacarero de 62 años en abril de 2009. Los jueces de la Cámara Criminal Primera de Roca les habían aplicado la pena máxima -perpetua- en junio del 2011 pero días atrás debieron reducirla por mandato del Superior Tribunal. En el primer fallo se dejó en claro que el robo que estaban cometiendo Coria y Ponce fue descubierto por Guzmán cuando éste llegó a su casa y que “para lograr la impunidad, eliminaron al único testigo que podía reconocerlos”, sostuvieron los votos los jueces Carlos Gauna Kroeger, Mario Bufi y Oscar Gatti. Pero en febrero de este año, el STJ hizo lugar parcialmente al recurso de casación presentado por la defensora oficial de los imputados, Mariana Serra, y determinó que se trataba del delito de “robo con resultado de muerte”, con lo que la sentencia quedó impugnada y reenviaron el expediente a Roca para que el mismo Tribunal disponga una nueva condena, menor grave que la anterior.


Comentarios


Familiares de víctima de crimen se movilizan en Río Colorado