Farizano dijo que Sitramune deberá pagar daños

Prometió sumarios a empleados violentos. Quiere mejorar la relación con el gremio municipal.



NEUQUÉN (AN).- En un tono conciliador, y con la tranquilidad de haber podido ingresar al Palacio Municipal por la puerta principal, el intendente Martín Farizano apeló a la sociedad y los empleados municipales a “no analizar el conflicto en términos de ganadores y perdedores, porque eso impide que aprendamos de la autocrítica”.

En esa línea se mostró esperanzado de que esta resolución “sea una bisagra en la relación con el gremio Sitramune”. Sin embargo, afirmó que habrá sumarios a los empleados vinculados a hechos de violencia y que se le remitirán al gremio los gastos de pintura, vidrios y otros daños.

Mientras ayer el ritmo de trabajo en el edificio municipal volvía lentamente a su normalidad, Farizano espera que “tanto nosotros como el gremio aprendamos de esto que pasó y se produzca un cambio radical en nuestra relación, porque a mí de nada me sirve estar en pie de guerra con el gremio”.

El jefe comunal aseguró que “las cosas volvieron al lugar del que nunca debieron haber salido” y señaló que “el gremio viene de una gimnasia de confrontación muy fuerte y organizada que tratamos de solucionar por el diálogo pero a la que tuvimos que ponerle un fin”, abundó. Es que para Farizano, junto a la incidencia de la contratación de empresas para la realización de las tareas que los trabajadores no realizaban, fue la firmeza en la postura de los funcionarios lo que permitió solucionar el conflicto.

No obstante, el jefe comunal destacó que “queremos instalar una nueva relación con el gremio y por eso nos vamos a ocupar de analizar la recategorización seria de todo el personal y de dar respuesta a los problemas propios del trabajo que son muchos”.

A menos de un día de la liberación del Palacio Municipal, el intendente reiteró su preocupación por la relación que se dará entre los mismos empleados comunales.

“No va a ser sencillo que vuelvan a trabajar junto a los dirigentes que se supone que los representan y que por tanto tiempo los amenazaron y agredieron”.

En este sentido aseguró que “esto va a tomar un tiempo de cicatrización que espero sea corto porque no me interesa aplastar al gremio sino que todos trabajen por un mismo objetivo”.

Pese a su postura conciliadora, el jefe comunal reconoció que le remitirán al gremio los gastos generados por la limpieza, pintura y daños causados por la ocupación del edificio. También aseguró que “vamos a hacer sumarios a los empleados que estén vinculados con hechos de violencia” a la vez que advirtió que ayer “se inició un sumario a un empleado que fue fehacientemente identificado”.

Los números le son favorables al gobierno comunal pues el bono de 400 pesos que la municipalidad pagará no será un gasto adicional dado que sería similar al ahorro generado por el descuento de los días de paro y presentimos, explicó.


Comentarios


Farizano dijo que Sitramune deberá pagar daños