Favre zafó a los golpes y anticipó su

Con su quinto puesto en la prueba de Zapala le alcanzó para consagrarse campeón.



ZAPALA (AZ) – Raúl Favre cumplió con todos los pronósticos y se consagró ayer en forma anticipada campeón del TC Neuquino, en la penúltima fecha del certamen que se disputó en el circuito armado en el aeropuerto de Zapala.

Favre apeló a toda la experiencia que acumuló en diferentes categorías para esquivar los golpes, terminar quinto y llegar a un título muy festejado por su equipo.

El “combo” para Ford fue completo porque la prueba la ganó Andrés Tomini, con un auto de otra dimensión que aplastó a sus rivales. Fue segundo Miguel Maraschini y tercero Gastón Dupouy.

Favre hizo todo bien y desde la clasificación del pasado sábado dejó en claro que no estaba dispuesto a esperar a la última del certamen para festejar. Largó en la segunda serie y después de aprovechar el retraso de Dupuoy se limitó a escoltar al ganador Sebastián Márquez.

Sus rivales directos por el título se debieron conformar con sumar algunos puntos en la primera serie, donde Tomini fue demoledor.

La final tuvo un golpe de escena en el comienzo. En la primera curva se engacharon varios. Rubén Cáceres fue uno de los que quedó cruzado, y algunas cubiertas volaron sobre el asfalto del aeropuerto zapalino. En la vuelta siguiente no hubo señalización y el gran perjudicado fue el local Márquez, quien por esquivar una goma quedó afuera de la prueba. Favre, un viejo zorro, intuyó que podía haber problemas, levantó antes y pasó sin problemas.

Con Tomini cortado con más de seis segundos de ventaja sobre Maraschini, el interés de la prueba se instaló en la lucha por el título.

Favre hizo una prueba inteligente y no desgastó su auto en buscar a los de punta. Con un andar parejo se dedicó a especular, mientras que sus rivales, el citado Cáceres y Leonardo Camelli se debatían en el medio del pelotón.

Promediando la prueba, Dupuoy lo buscó a Favre, pero el campeón no entró en fricciones y resignó el puesto.

Más atrás, Cáceres ganó varias posiciones en gran remontada, pero nunca alcanzó la línea de Favre.

Camelli, con la trompa rota después de un roce en el comienzo, apenas se limitó a girar con un auto que estuvo lejos de pelear la punta.

Tomini impuso un andar demoledor y ni siquiera lo complicaron los rezagados que debió superar. El centenariense fue una aplanadora.

Lució Tomini, pero no se quedó atrás Favre, el nuevo campeón del TC Neuquino.

ZAPALA (AZ) – Con la serena satisfacción del deber cumplido, Raúl Favre se bajó del Ford Falcon y enfrentó a todos los micrófonos que lo rodearon. “Es más mérito del equipo, que trabajo mucho a lo largo de todo el año para llegar a este momento, que mío “, alcanzó a señalar.

A la hora de explicar la prueba, Favre destacó que “sabíamos que podía haber toques adelante y decidimos esperar un poco en el comienzo”.

Reconoció que “conté con un gran auto que me permitió hacer un ritmo parejo”.

Recordó que “con el equipo habíamos trazado una planificación pensando en el título y por suerte se dio”.

La contracara de semejante festejo la aportó el local Sebastián Márquez. Después de ganar la serie creció la ilusión de repetir el triunfo que logró en abril último en este mismo escenario. La falta de señalización de los banderilleros en la cabecera frustró su posibilidad.

“Es increíble, nadie me marcó nada y cuando llegué a la curva me encontré con la gomas cruzadas”, indicó Márquez.

A renglón seguido y antes de reclamar airadamente contra el comisario deportivo remarcó que “estoy mal porque quería regalarle otra buena actuación a mi gente”.

Nota asociada:  

Nota asociada: Bellomo lleva seis títulos en la Promocional Del Barba debutó como ganador

Nota asociada: Bellomo lleva seis títulos en la Promocional Del Barba debutó como ganador


Comentarios


Favre zafó a los golpes y anticipó su