Felipe Sapag dijo desconocer “el modelo exitoso” de Sobisch



El ex mandatario y candidato a presidir el Movimiento Popular Neuquino criticó la idea del actual gobernador de proyectar el partido en el nivel nacional. Su hija, la senadora Silvia, subrayó que el discurso oficial se contradice con la realidad social de la provincia.

NEUQUEN (AN) – El ex gobernador y candidato a presidente del MPN Felipe Sapag dijo ayer que los neuquinos todavía no conocen el modelo exitoso que Jorge Sobisch pretende exportar. Su hija, la senadora Silvia Sapag, acusó al mandatario de generar violencia en la sociedad con un discurso optimista que –opinó- contrasta con la realidad de la provincia.

El sábado, en Villa El Chocón, Sobisch reunió 1.500 afiliados del partido provincial que avalaron su proyección nacional mediante alianzas con otras fuerzas distritales y hasta nacionales.

El proyecto nacional del sobischismo fue creciendo en el discurso de los funcionarios del gobierno. Algunos de ellos, inclusive, llegaron a anunciar que esa federación de partidos provinciales podría presentar candidatos nacionales propios en 2003.

“Capaz que es un nuevo Cavallo y tiene la magia en las manos”, le dijo Felipe Sapag a “Río Negro”. El ex mandatario no cree que Sobisch vaya a tener éxito en su intento por darle al MPN proyección nacional desde su gobierno.

“Los neuquinos todavía no conocemos el modelo exitoso en la propia provincia que sufre pobreza, desocupación y falta de desarrollo productivo”, opinó el veterano dirigente.

La senadora Silvia Sapag, que intentará este año convertirse en la candidata del MPN a la reelección, le recomendó a Sobisch afiliarse a Acción por la República, el partido de Domingo Cavallo, porque eso es “más apropiado que exportar el modelo que él propicia, que ya está impuesto en el país”.

La legisladora nacional se preguntó primero cuál es el modelo del MPN a exportar porque –dijo- en el partido provincial conviven dos ideologías.

Una de ellas es la que se basa –explicó- “en los principios que dieron origen al partido: federalismo, soberanía económica, independencia política”.

“Hay dos ideologías”

Para Silvia Sapag, el otro modelo que impulsa Sobisch se caracteriza por la adhesión al modelo neoliberal que “ya está impuesto en el país”.

Fue más allá la senadora al analizar como contradictorio el discurso del gobernador y el oficialismo sobre el éxito del modelo sobischista.

Sobisch “provoca la violencia con su discurso que es contradictorio de la realidad de la provincia”.

El gobernador no lo anunció oficialmente pero en el oficialismo se da por descontado que Sobisch irá por la reelección como presidente del MPN, cargo al que llegó en diciembre de 1997, tras imponerse en la interna sobre Silvia Sapag.

Esta vez tendrá enfrente a Felipe Sapag, contra el que perdió, en 1995, la única interna desde la elección que lo colocó por primera vez como candidato a gobernador de la provincia.

El gobernador no termina aún de dar su apoyo a las aspiraciones del diputado nacional Pedro Salvatori por transformarse en el precandidato a senador del oficialismo.

Lo que no aparece en ninguno de los dos grandes sectores en los que está dividido el MPN son los nombres de los posibles precandidatos a diputados nacionales.

El empresariado condiciona el apoyo al plan de Cavallo

NEUQUEN (AN).- El empresariado neuquino lanzó su apoyo condicionado al programa de Domingo Cavallo y presionó para lograr la aplicación de su plan de salvataje para el sector pyme que incluye propuestas para la reactivación laboral al tiempo que alivia la presión fiscal sobre los monotributista y autónomos, que representan una importante franja de la actividad económica.

La Federación de Entidades Empresarias Neuquinas -FEEN- que preside el librero Juan Carlos Helou, ratificó ese programa para la micro, pequeña y mediana empresa presentado a finales del año pasado al gobierno nacional por la Confederación General de Comercio y Servicios, entidad miembro de la CGE, y que significa una “verdadera reforma impositiva y laboral” que apunta al crecimiento del empleo y de las economías regionales.

Helou, que a la vez es vicepresidente primero de la Confederación General Económica -entidad que elaboró el documento con el plan mencionado- expresó la necesidad de reducir el gasto político improductivo y eludir los impuestos “que recaigan nuevamente sobre las pymes y las economías regionales”.

El programa servirá para profundizar la competitividad y el crecimiento económico tal como propone el gobierno, y rechaza las medidas que apunten solamente a cerrar las cuentas del fisco. En ese caso, “terminará nuevamente en un fracaso”, expresaron los empresarios.

La entidad asumió también las propuestas del bloque de Acción por la República, que “ahora -por el ministro Domingo Cavallo- tiene la oportunidad de ponerlas en práctica”. Helou dijo que el programa “duerme en los cajones de legisladores y funcionarios”, aunque alentó la posibilidad de aplicar sus iniciativas. El documento analiza la situación del sector pyme desde la vigencia del monotributo, y comparó sus ingresos con el de los beneficiarios de los programas de empleo.

Continúan lasgestiones entre estaciones de servicio y Repsol

NEUQUEN (AN).- Las negociaciones entre los propietarios de estaciones de servicio y la empresa española Repsol-YPF continúan en medio de un mercado recesivo -las ventas bajaron casi el diez por ciento el año pasado respecto de 1999 en todo el país- y con el descontento de los concesionarios por las nuevas condiciones en que deben operar.

Según un informe publicado por la revista oficial de la Asociación de Estaciones de Servicio, los empresarios presentaron un documento a la compañía ibérica indicando su situación y con algunas propuestas -reducción de la presión financiera, por ejemplo-. La petrolera explicó que la división de comercialización había registrado durante 2000 un pasivo de 150 millones de dólares, pero los estacioneros respondieron “que globalmente, la compañía había arrojado grandes ganancias”. Según datos proporcionados por la Cámara de expendedores de combustible de Río Negro y Neuquén, que preside Máximo Diez, una estación de servicio que vende un promedio de 200 mil litros de combustible por mes, con seis playeros, un administrativo y un encargado del negocio, tiene 17 mil pesos mensuales de gasto. Si el titular es propietario -no sólo consignatario- del establecimiento, esa cifra de gastos baja cuatro mil pesos mensuales.

Los estacioneros aludieron a la “falta de rentabilidad en la explotación” debido al “déficit operativo creciente que nos lleva al endeudamiento”. Se quejaron por el cierre de bocas de expendio y solicitaron el mantenimiento del 12% como piso de bonificación.gestiones entre estaciones de servicio y Repsol


Comentarios


Felipe Sapag dijo desconocer "el modelo exitoso" de Sobisch