Feudal anunció un ajuste y pidió la emergencia

El recorte implica una reducción de viáticos y contratados del 30%. El intendente solicitó al Concejo que reduzca su planta de personal. El Estatuto de los empleados municipales sería revisado.





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El intendente Atilio Feudal anunció un severo ajuste en el que sobresale el reclamo al Concejo para que declare la emergencia «económica, financiera y administrativa».

Esta medida le permitiría suspender y renegociar diversos compromisos como el pago de cánones y subsidios, y también implementar una reducción de la jornada laboral de los empleados con el proporcional recorte de sueldos. El recorte abarca además una reducción del 30 por ciento de los viáticos y del personal contratado. Otra medida apunta a «poner en revisión el Estatuto» del trabajador municipal, con un plazo para rediscutir con el gremio «y con el resto de la comunidad» los artículos que signifiquen «privilegios».

Feudal aseguró que hoy presentará al Deliberante la esperada batería de proyectos, que incluye también una reformulación de la tasa de servicios retributivos, y un nuevo organigrama de cargos políticos. El intendente debió ceder una vez más en la composición de su gabinete. Apenas asumido presentó un esquema con 44 funcionarios, que los concejales rechazaron por dispendioso. Luego lo redujo a 32, pero a los ediles no los conformó. El nuevo organigrama tiene 27 cargos: cinco secretarías, cinco subsecretarías y 16 direcciones generales. «Esto significa un recorte del 40 por ciento sobre la primera propuesta», explicó Feudal.

Con la batería de medidas el intendente buscará ordenar el desmadre presupuestario que este año acumularía un déficit superior a los 2,5 millones de pesos. Además dará respuesta al reclamo del gremio y de los concejales, incluidos los de su propio partido. Ni el gremio ni los ediles quieren oir hablar de reforma del Estatuto hasta que el Ejecutivo exhiba gestos concretos de ahorro en sus propio espacio.

La cirugía completa que propone Feudal echa bisturí en la numerosa planta de contratados (alrededor de 300, sumando las distintas categorías). La promesa es aplicar allí una reducción del 30 por ciento y lo mismo ocurriría con los viáticos, que en el primer semestre del año insumieron gastos por más de 50 mil pesos. Feudal emplazó también al secretario de Hacienda, Alejandro Kosta, para que presente cuanto antes la reforma en la tasa de servicios. Kosta iba a tener listo el proyecto «en el transcurso de la semana», pero el intendente exigió que sea hoy. La idea es cobrar un promedio de 20 pesos por parcela (en lugar de 15 como hoy) y se conseguiría aumentando la carga sobre las grandes propiedades, que hoy pagan contribuciones irrisorias.

Este nuevo esquema comenzará a dar frutos en el último bimestre del año. La recomposición de los ingresos se completará con una reforma de la tasa de inspección, seguridad e higiene, que entrará a regir recién en 2001.

La emergencia cuya declaración reclamará al Concejo incluirá la suspensión del pago de subsidios fijados por ordenanza (como el que reciben la Comisión de Patrimonio Histórico y el Coro de Niños y Jóvenes Cantores). El intendente agregó además una al Deliberante para que «adhiera al esfuerzo con una reducción de su propia planta».

A pesar de la poda de gastos, el intendente recalcó que mantendrá las inversiones en el área social y seguirá pagando los sueldos «dentro del mes, igual que la provincia». También se quejó del escaso entusiasmo que sus propuestas despiertan en el Concejo. «Parece que quieren vivir siempre en la crisis», dijo.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Feudal anunció un ajuste y pidió la emergencia