Feudal derrocha optimismo y se defiende



Exhibiendo como principal argumento que no cometió ningún delito, el intendente de Bariloche entendió que los intentos de revocatoria de mandato son subjetivos y que no hay nada concreto entre los reproches. En una entrevista con "Río Negro", relativizó críticas y las atribuyó a sectores minoritarios, aunque admitió que aspiraba a estar mucho mejor de lo que está.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Tras la crisis política desatada esta semana -que se sumó a la crónica zozobra económica- el intendente Atilio Feudal aseguró que las voces que se alzan en su contra son poco representativas y defendió con enjundia los logros de su gestión.

En su percepción, la imagen de caos surge de un "microclima" dirigencial, pero la realidad es otra. "Hoy la foto del municipio sigue siendo fea, pero es bastante mejor que cuando asumimos", dijo el intendente durante una larga charla con "Río Negro".

También minimizó los cuestionamientos surgidos desde el seno de su propio partido, porque "son un sector minoritario que no refleja al conjunto".

Admitió que le preocupan las iniciativas surgidas desde el Soyem y el Concejo Municipal para removerlo del cargo, pero les quitó entidad porque no lo acusan de ningún delito y sólo le hacen críticas "subjetivas". En los próximos días enviará al Deliberante una nueva tanda de proyectos que apuntan a mejorar los ingresos. Propondrá la anunciada reforma tributaria para que "los que más tienen paguen alícuotas mayores y los que tienen menos gocen de un descuento. El punto de corte, que lo decidan los concejales".

También afirmó que desde el 1 de abril entrará a regir el recorte salarial entre los contratados para ajustarse al límite impuesto por la Emergencia Económica y se fijó como meta controlar el déficit (que hoy alcanza los 300 mil pesos mensuales) y terminar el 2001 con presupuesto equilibrado.

- ¿Esta crisis es terminal?

- Las críticas del Soyem, de otros partidos y de un sector minoritario del radicalismo complica la situación del gobierno hacia afuera. Y si la gente no cree en la estabilidad del gobierno toma distancia. Pero todo es desmesurado. Pero las cosas que se le critican al intendente ¿son de deshonestidad, de robo, de manejos ilícitos del dinero o son críticas subjetivas?. Si alguien dice "el intendente ha cometido un delito", bueno. Pero si dicen que no se hace el ajuste como ellos quieren, ¿es suficiente para una revocatoria de mandato?.

-¿Imaginaba hace un año que hoy iba a estar así?

- Aspirábamos a estar mucho mejor. El problema central fue que los ingresos no respondieron. No hay una tasa de cobranza razonable. Con un 55/60 por ciento estaríamos muy bien. (hoy ronda el 30 por ciento).

- Más allá de las críticas, es obvio que fue perdiendo consensos y gobierna sólo con su círculo de incondicionales.

- Pero hay esfuerzos para ampliar esa base. Recibimos muchas adhesiones en este tiempo, y estamos en condiciones de generar una alianza amplia. El Mid y el socialismo están integradas. Salvo algunos pocos dirigentes, los radicales de todos los colores nos están apoyando.

-¿Quienes son esas figuras representativas que acompañan al gobierno?

-Estoy armando lo que yo llamo un comité de crisis y consenso, pero en privado. Tuve conversaciones con gente de una gran sensatez, pero no está bien que dé nombres. Puedo mencionar sólo a Nelly Meana, para que vean la orientación.

-¿Le preocupa la revocatoria?

- Claro que me preocupa. Pero yo pregunto cuál es el delito del intendente. La Carta Orgánica dice que me tienen que acusar de algo concreto. Con papeles. ¿Con éso solucionan los problemas de la ciudad? Yo confío en la sensatez de los concejales.

- Hay una observación en la que coinciden los once concejales. Dicen que con Feudal no se puede trabajar porque no escucha a nadie.

- Eso tiene una cuota de subjetividad muy grande. Si hay una idea que no se toma no podemos terminar en ésto. Es desproporcionado. Tengo modos difíciles, lo reconozco.

- ¿Con Verani también habla así?

- Sí, sí. Y no le gusta. Pero siempre terminamos a los abrazos.

No se siente aislado y cree que tiene respaldo

Atilio Feudal afirma que con Verani "tenemos el mismo carácter", aunque no avanzó en los detalles del diálogo que mantiene con el gobernador.

- ¿Qué le dice Verani?

- Yo sé que quieren saber éso. Pero prefiero que le pregunten a él.

- Cuando estuvo aquí reclamó cambios y dijo que el municipio así era inviable.

- Lo comparto. Los cambios los estamos haciendo. A fin de año veremos los resultados.

Hace unos meses se enfrentó con el MUP, que se fue del gabinete. Con el Soyem está en guerra desde hace rato y en esta semana pegaron el portazo los cinco funcionarios que representaban al oficialismo de la UCR. Feudal aseguró que no está aislado y que tiene resto para seguir adelante.

- He recibido un blindaje político que me dio una gran satisfacción. Sólo dos personas minoritarias de la UCR me cuestionan, todo el resto del partido, todas las líneas, inclusive la mayoría de la Roja y Blanca, están alineadas con el gobierno constitucional del municipio. El que quedó aislado es (el titular del comité) Hugo Castañón.

- Pero todo parece indicar que el gobierno municipal se queda cada vez más solo.

- No es así. Este teléfono funcionó mucho de ida y de vuelta. Recibí apoyos del partido a nivel provincial y nacional. Tenemos una crisis pero la estamos piloteando. Con marchas y contramarchas, pero claramente sin delitos.

"Nadie me dice nada en la calle"

- ¿La comunidad está conforme?.

- Yo sigo caminando por la calle y nadie me dice nada. Ayer en la largada del Rally me nombraron tres veces y sólo hubo un chiflido aislado de un pibe. Acá hay muchos que en lugar de ponerle nafta al motor, le están poniendo nafta a la hoguera.

- Bariloche aparece postrado en materia de obras e inversiones.

- Era una deuda que teníamos pero en estos quince días se pusieron en marcha muchos proyectos. Ahora pude nombrar mi propio secretario. Ahí metimos nafta, pero en el tanque. También se está trabajando muy bien en turismo, en deportes, acción social, los comedores. Sí tenemos un problema en la parte de economía y esperamos terminar la informatización.

Feudal reconoció que el incumplimiento de los contribuyentes es uno de sus principales puntos débiles.

- ¿Por qué la recaudación cayó a su piso histórico?

- Por un cúmulo de razones: no hay plata y la presión del municipio es débil. Los pasos legales son difíciles. Recién la semana pasada nos habilitaron 20 embargos de cuentas bancarias y la semana próxima habrá 30 más. Con esto la gente empieza a creer. Si el municipio no es eficiente, la gente dice ¡qué le voy a dar la guita a éstos!

-¿Habrá un trato distinto para los grandes contribuyentes?

- Los grandes empresarios nos mienten de manera infame. Todos pagan el mínimo, es imposible. Otra propuesta que mando al Concejo es que los estudiantes de Economía y Administración de Empresas, trabajen en pasantías para hacer este tipo de inspecciones.

- ¿Por qué no se aplicó la Emergencia Económica, aunque haya quedado un poco "light"?

- La mayor parte se cumplió. En gastos de viáticos y protocolo estamos dentro de los límites.

Impugnaron las internas radicales para concejales en Cipolletti

CIPOLLETTI (AC).- El sector "Radicales por Cipolletti" luego de una reunión el jueves último en el comité de la que participaron unas 70 personas, resolvió impugnar las elecciones internas para nominar candidatos a concejales y eventualmente a convencionales.

La interna está prevista para el 29 del corriente, con plazo para presentar listas el 19.

La impugnación fue presentada al Comité Central, en Viedma, aunque con reserva de llevarla a la justicia electoral provincial si es rechazada.

Entre otros firman la impugnación Adriana Santarelli, Sergio Fernández, Carmelo Amoruso, Raúl Borelli, Norma Dellapitima y el diputado Hugo Medina.

Para este sector la convocatoria del Comité Central "cercena los derechos de los afiliados y vecinos" cipoleños, ya que no se encuentran delimitados en forma definitiva los cargos a cubrir.

La convocatoria -dicen los radicales impugnantes- plantea el condicionante de que las candidaturas que surgirán de la interna "no son definitivas".

De esta forma, los candidatos radicales "quedan supeditados a futuros acuerdos" con los otros partidos de la Alianza "convirtiéndose en ilusorio e hipotético el resultado ya que no estarían consignados los lugares de la lista al momento de la convocatoria".

El acuerdo que se estaría sellando con el Frente Grande local le dejaría a la UCR el segundo y quinto lugar en la lista, tema que rechazan los militantes de "Radicales por Cipolletti" indicando que se "desgaja la identidad del partido y se lo subordina a meros intereses por cargos", incluso "sin propuestas concretas para la ciudad".

En la impugnación "Radicales por Cipolletti" exige que se realice una nueva convocatoria.


Comentarios


Feudal derrocha optimismo y se defiende