Feudal está dispuesto a consensuar su gestión con toda la gente

SAN CARLOS DE BARILOCHE .- La reminiscencia al 83 era inevitable. Entonces Atilio Feudal accedió al comando del municipio, Raúl Alfonsín al de la Nación y Osvaldo Alvarez Guerrero al de la provincia. Matices aparte, en el local de la Alianza de Mitre hasta el ex senador Antonio Nápoli parecía ayer ahí una figura de la euforia de otros tiempos.

Pero Feudal, Graciela Di Biase y los simpatizantes de la Alianza que se reunieron allí demostraron que el tiempo no pasó en vano y que el poder al que accedieron no es un mero recuerdo.

"Se parece al 83 por la alegría de la gente. Pero quiero observar especialmente lo que la gente demandó y que supimos entender. Hemos comprendido cómo debemos hacer la Alianza, cómo consensuar ideas y poner opiniones entre todos" dijo Feudal en diálogo con "Río Negro".

"Y ésto es lo que haremos ante la comunidad. Queremos que estén abiertas las puertas de la casa de la gente, de las juntas vecinales, la Cámara de Comercio, y los otros partidos políticos para llevar adelante algo que autenticamente sea de todos".

En ese sentido afirmó que la relación con la oposición "apuntará al consenso" y elogió a los concejales elector por los otros partidos. "Creo que los concejales electos son muy buenos. El próximo Concejo tendrá una excelente representación de los demás partidos políticos. Estoy contento con mi equipo, pero creo que los once en general son muy buenos" expresó.

-¿Qué municipio recibe?

-Parece que uno muy complicado y será difícil salir adelante. Lo único que pido es que las autoridades actuales nos faciliten en el tiempo de transición la contabilidad del municipio. Queremos llegar conociendo cuál es la deuda, a quién se le debe y determinar que alternativas existen. La gente opinó y ahora nos tienen que dar acceso a la contabilidad.

-Al parecer contará con cinco concejales de su partido. ¿Alcanza para una gestión cómoda?

-Sí, sobre todo apostando al consenso y el diálogo. De ese modo se puede hacer una excelente gestión. Incluso nos motiva y nos obliga el no tener una mayoría absoluta.

"Tengo ganas de trabajar las 24 horas -señaló Feudal-. Voy a demostrar que no todos los políticos son corruptos, que no todos mienten ni evitan rendir cuentas. Voy a demostrar que la política es honesta, sana y sirve para la felicidad de la gente.

Por último volvió a dejarse ganar por la nostalgia. "Esto viene a cuento de la humildad y la decencia de Arturo Illia, y la tenacidad y la fuerza de Raúl Alfonsín" dijo, para la ovación de sus seguidores. "Son dos huellas políticas que están en nosotros y nos hicieron ganar" remató.


Comentarios


Feudal está dispuesto a consensuar su gestión con toda la gente