Feudal pidió apoyar la emergencia

Lo hizo en un discurso con el que presentó a los nuevos integrantes de su gabinete

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El intendente Atilio Feudal reclamó apoyo para implementar la emergencia económica que desde hace 20 días analizan los concejales y reconoció que las medidas de austeridad que planteó "traen dolor", especialmente la reducción salarial a los empleados del municipio.

El mensaje sirvió en realidad como prólogo para el juramento público de dos nuevos secretarios: Jorge Yáñez en Hacienda (reemplazando al renunciante Alejandro Kosta) y Adriana Ruiz Moreno en Promoción Social, en lugar de Roberto Mariani.

En la dirección de Acción Social fue designado a último momento Claudio Otano, un militante cercano al titular del comité local de la UCR, Hugo Castañón. Su ingreso al equipo de Feudal cierra el círculo iniciado hace un mes con el desplazamiento de Roberto Mariani de Desarrollo Social por imposición del veranismo.

Ahora, con Otano en esa misma área, el oficialismo radical se asegura el manejo directo de los planes sociales en Bariloche, un tema que quería resolver cuanto antes el ministro Daniel Sartor.

A su turno, Feudal habló en tono grave sobre la crisis que "no afecta al gobierno, sino a la ciudad", e incluso reconoció haber cometido "errores". Pero evitó todo diálogo con los periodistas y terminada la jura escapó a paso vivo hacia su despacho.

En una puesta en escena que apareció como una refundación de su gobierno, Feudal apareció flanqueado por la presidenta del Deliberante, Graciela Di Biase, y también por su gabinete que, producto del enésimo recorte, bajó de 44 a 18 funcionarios en apenas diez meses.

Ahora la planta política quedó conformada por cinco secretarios (Yáñez y Ruiz Moreno más Juan Carlos Alvarez en Obras Públicas, Rodolfo López Alfonsín en Gobierno y Omar Contreras en Turismo), tres subsecretarios, nueve directores generales y el asesor legal.

Acercándose a lo reclamado por los concejales y el Soyem durante meses, el Ejecutivo municipal anunció también otras medidas internas de austeridad como el recorte salarial equivalente a una hora diaria de trabajo, aunque los funcionarios seguirán cumpliendo con sus turnos habituales.

También quedó impuesta una reducción de los viáticos en un 30 por ciento, la supresión de los teléfonos celulares y una fuerte restricción para el uso de teléfonos fijos en llamadas a celulares y de larga distancia.

Según el nuevo secretario de Hacienda, esta batería de medidas significan en conjunto un ahorro mensual de alrededor de 100 mil pesos, "aunque para terminar con el déficit estructural necesitamos reducir otros 200 mil".

En el nuevo gabinete quedó un lugar para Roberto Mariani, quien saltó de Desarrollo Social a una cartera todavía sin nombre que tendrá un rol de "coordinación".

A pesar de algunos datos que lo contradicen, Feudal aseguró que los cambios no se produjeron "por presiones" sino por "convicción" y por "leer la realidad". También dijo haber tenido en cuenta las expresiones públicas "del oficialismo, de la oposición, del sindicato y de los medios".


Comentarios


Feudal pidió apoyar la emergencia