Fiesta familiar terminó con 34 detenidos



NEUQUÉN (AN) - No alcanzaron los calabozos de la comisaría 18 del barrio Gran Neuquén para albergar a los 34 detenidos, 20 mayores y 14 menores, que se peleaban en medio de la calle, por un incidente surgido en medio de una fiesta de cumpleaños. Sin embargo, el herido más grave fue un efectivo policial, herido de un piedrazo en la cabeza cuando, junto a varios compañeros, intervino con el objetivo de frenar la trifulca. Otro policía también resultó herido, pero son lesiones menores en una mano. El caso más complicado fue el del agente al que debieron aplicarle cuatro puntos de sutura en el cuero cabelludo. Hasta la tarde de ayer permanecía internado en el hospital Heller y era sometido a estudios ordenados por la aseguradora de riesgos del trabajo. Todo comenzó a la medianoche con una fiesta en la que un joven que festejaba sus 16 años, en el salón comunitario de las calles Pérez Novella y Venado Tuerto. Según la información policial, pasadas las seis se originó una pelea en medio del baile y los organizadores del festín ordenaron que los pendencieros se fueran a la calle. Lo grave fue que también el resto de los participantes se fue a la calle y se generalizó la pelea. Los revoltosos en medio de empujones y corridas comenzaron a movilizarse por Venado Tuerto hacia arriba, hasta llegar a cercanía de la comisaría. Contra la Policía El personal policiales intervino para apaciguar los ánimos y fue ahí cuando, como siempre ocurre, los protagonistas de la trifulca enfocaron su agresividad sobre los uniformados. La reacción, probablemente por efecto del alcohol, fue muy violenta y no sólo hubo insultos a los agentes sino también golpes y pedradas. Aunque eran muchos, finalmente los protagonistas fueron reducidos y llevados a la comisaría.


Comentarios


Fiesta familiar terminó con 34 detenidos