Fiesta “merengue” en la Copa de Campeones

En el año de su centenario, Real Madrid logró el noveno título continental. Solari fue titular.



GLASGOW (Télam).- Real Madrid, con Santiago Solari como titular, ganó ayer su novena Liga de Campeones de Europa, al derrotar a Bayer Leverkusen, por 2 a 1, en la final del torneo disputada en el estadio escocés “Hampden Park”, de esta ciudad.

El equipo español, que ganó su novena corona europea en doce finales disputadas, jugará a fines de año la Copa Intercontinental con el ganador de la Libertadores de América.

El partido, que tuvo un comienzo vibrante y un emotivo final, se jugó ante 52.000 espectadores y fue dirigido por el árbitro suizo Urs Meier.

Para Real Madrid, la Liga de Campeones significó la carta de salvación en el año del centenario, después de los fracasos en la Liga local y en la Copa del Rey.

En el primer tiempo Real Madrid abrió el marcador con un gol de una de sus máximas figuras, Raúl González, a los 8 minutos, aprovechando un descuido de la defensa germana tras un saque lateral de Roberto Carlos.

Bayer Leverkusen, que contó con Diego Placente como titular, empató con un tanto del brasileño Lucio a los 14 minutos.

Y a los 44 el francés Zinedine Zidane logró, con una estupenda volea de zurda desde el borde del área, el 2 a 1 para el equipo dirigido por Vicente del Bosque.

El segundo tiempo fue bien jugado pero sin acción dentro de las áreas, por lo que la lucha se tornó tediosa, con Bayer dominando terreno y balón y Real Madrid aferrado al contraataque.

Pero el equipo alemán contó con posibilidades de alcanzar el empate en los prolongados siete minutos de descuento, cuando el arquero Butt, que anotó cerca de una treintena de goles en su país, casi todos a través de tiros penales, se fue hasta el área madrileña y cabeceó ganándole a toda la defensa rival, desviando su remate por centímetros.

Posteriormente el juvenil arquero Iker Casillas -había entrado en el segundo tiempo por una lesión de César-, protagonizó tres dramáticas salvadas al hilo.

La primera fue volando hacia la derecha ante un remate de Yidiray Basturk, en el córner que derivó de esa acción lo hizo con sus piernas ante Neuville y después, también en la línea, ante un cabezazo de Brdaric.

Bayer, dirigido por Klaus Toppmoller, perdió así su tercer título en pocos días: la Bundesliga, la Copa alemana y la Liga de Campeones. La contracara del gran campeón “merengue”.

Los poderosos impulsan una baja salarial

Los clubes de fútbol más poderosos de Europa analizan la posibilidad de establecer un plan de reducción en los salarios de jugadores, para solucionar la creciente crisis económica que afecta al fútbol en el Viejo Continente.

El llamado grupo G-14 -que incluye a los clubes ingleses Liverpool y Manchester United, Milan, Inter y Juventus de Italia, Barcelona y Real Madrid españoles, Marsella y París St. Germán, de Francia, Bayern Munich y Borussia Dortmund alemán, Ajax y PSV Eindhoven de Holanda y el Oporto portugués- introducirá un nuevo sistema, con el objetivo de reducir gastos.

El director general del G-14, Thomas Kurth, declaró a la BBC de Londres que la primera idea es limitar la cantidad de dinero disponible para gastos del club.

“Esto significa reducir sólo un porcentaje del dinero disponible para los salarios de los jugadores. Aún estamos analizando los detalles, pero este concepto podrá aplicarse a aquellos clubes con mayores problemas financieros”, declaró Kurth.

“En la actualidad sabemos que hay algunos problemas económicos, sobre todo en clubes italianos y franceses y creemos que aquellos que estén con sus balances en rojo, aprobarán este nuevo sistema, que apunta a mejorar la situación”, manifestó el máximo representante del llamado G-14.

“Hemos recibido una primera aprobación, y estamos trabajando para que este sistema se pueda implementar al final de agosto. De esta manera veremos la reacción que ocasiona”, finalizó el directivo, cuya propuesta recibió en las últimas horas un amplio apoyo de la poderosa Unión Europea de Fútbol (UEFA). (AR y ANSA).


Comentarios


Fiesta "merengue" en la Copa de Campeones