Fijan condenas a Montecino y Hernández por ataque armado

Los hermanos cipoleños recibieron un revés judicial del Superior Tribunal.




Archivo

CIPOLLETTI (AC).- El Superior Tribunal de Justicia confirmó la condena de dos años de prisión en suspenso para Pedro Hernández y en la misma resolución revocó la absolución de su hermano, Pablo Montecino, al admitir el recurso de casación presentado por el fiscal Alejandro Silva. Ahora la Cámara Criminal Segunda de Cipolletti deberá imponerle una pena a Montecino, que fue juzgado por el delito de portación ilegal de arma de guerra. En noviembre de 2011, la Justicia absolvió a Montecino y condenó a Hernández por el delito de abuso de armas. Según la investigación, el 24 de agosto de 2010 a las 23:40 los hermanos llegaron en una camioneta Toyota negra a un domicilio de Miguel Muñoz al 900 y efectuaron cinco disparos contra la casa de un familiar, quien hace poco también fue condenado por el delito de estafa. Se presumía que Hernández gatilló el arma que portaba Pablo Montecino, quien después la arrojó a la calle. En fallo también se mencionó la participación de un hermano menor de edad. Cuando se realizó el juicio, el fiscal de cámara Alejandro Silva pidió que los hermanos sean condenados a tres años y seis meses de prisión pero finalmente la Cámara Segunda resolvió absolver a Montecino y condenar a Hernández a dos años en suspenso. El fiscal Silva, no conforme con el fallo, presentó un recurso de casación. Lo mismo hizo el defensor Juan Luis Vincenty, quien patrocinó a los hermanos. En el STJ, los jueces rechazaron la presentación de Vincenty y confirmaron la condena que había recibido Hernández. Pero además le hicieron lugar al recurso del fiscal Silva y revocaron la absolución de Montecino. El máximo tribunal de la provincia resolvió condenar a Montecino como autor del delito de portación de arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal y reenviar el expediente a la Cámara Segunda para que los jueces impongan una pena. La legislación prevé penas de entre tres y seis años de prisión para este tipo de delitos. En la investigación se consignó que la pistola calibre 11.25 había sido sustraída por un tercero desde el interior de un vehículo estacionado. Durante el juicio, un policía declaró que vio a Pablo Montecino cuando arrojó el arma a la calle. Además, el tío de Hernández dijo que reconoció a su sobrino cuando se detuvo la camioneta y dispararon los tiros contra su vivienda.


Comentarios


Fijan condenas a Montecino y Hernández por ataque armado