Fin a un prolongado conflicto gremial

#

Leonardo Petricio(Foto: En el Tribunal de Cuentas se levantaron ayer las medidas de fuerza. )

NEUQUÉN (AN).- Los trabajadores del Tribunal de Cuentas de la provincia levantaron las medidas de fuerza ayer tras un año de conflicto, luego de arribar a un acuerdo salarial con el gobierno. Según supo este diario, el personal recibirá variaciones que van de los 500 a 1.600 pesos, luego de aceptar el ofrecimiento de equiparar sus sueldos a los de la Contaduría General de la Gobernación que les hizo el subsecretario de Gobierno Facundo Gaitán. El incremento llega luego de la asunción del nuevo presidente del Tribunal Evaldo Darío Moya. Con su designación y la de la prima del gobernador Jorge Sapag, Ana Esteves, en otra de las vocalías, el organismo comienza a salir de la cuestionada parálisis cuyos efectos todavía no están muy en claro, ya que se trata del ámbito de control de las cuentas públicas provinciales. La delegada de ATE dentro del Tribunal, María José García Crespo, manifestó ayer por la mañana que había recibido una copia del decreto donde queda materializada la recomposición de salarios para unos 115 empleados. Señaló que de este modo se termina con dos años “sin que recibiéramos” recomposición alguna de haberes. “La suba –dijo– es bonificable y remunerativa.” “Ayer (por el lunes) se terminó de cerrar el acuerdo, hoy comenzamos a retomar los puestos de trabajo”, informó García Crespo. Durante el último año, los empleados del organismo plantearon severas críticas al gobierno al que acusaron de imponer un virtual cierre intencional como forma de garantizar que los expedientes que podrían tocar a allegados al poder político quedaran sin ser tratados. Fueron planteos que también sectores opositores legislativos expresaron al gobierno.


Comentarios


Fin a un prolongado conflicto gremial