Florentino no tuvo tino

<b>Varias razones para que el titular “merengue” sea el único español infeliz en este momento.</b>



#

Dicen que en Durban el periodismo andaba nervioso por el partido que terminó consagrando a España a su primera final en la historia, y que para aliviar esa tensión, muchos cronistas españoles se reían y mofaban de Florentino Pérez, el magnate que maneja los hilos del Real Madrid.

Lo contó vía ‘Twitter’el periodista Diego Torres, enviado por el diario El País para cubrir los partidos del seleccionado de Del Bosque.

Ayer llegó a la capital española Ángel Di María y con su cara de mejor entusiasmo señaló: “Estoy muy feliz de estar aquí. Espero ganar muchos títulos en el Madrid” (ver aparte).

Seguramente no le cayó en gracia a Pérez y a su ladero Jorge Valdano el nivel que demostró el ahora ex jugador del Benfica durante la Copa del Mundo. Es que después de una gran temporada en el fútbol de Portugal, donde se coronó y fue héroe y figura, el dueño de la poderosa empresa ACS (Asociación Española de la Carretera) no dudó y se decidió por desembolsar nada menos que 25 millones de euros por él.

Su poder de oráculo del fútbol vuelto un monumental negocio parecía darle la razón a Florentino, porque Diego Maradona confirmó a Angelito como titular indiscutido, pero el ‘7’ tuvo flojos partidos y de prometer transformarse en una de las revelaciones de la competencia, transitó su primer Mundial sin penas ni gloria. Jamás mostró el poder de desequilibrio por la banda que lo hizo dueño de tantos elogios en Benfica, no convirtió ningún gol y a su vuelta al país confesó, a modo de excusa, que nunca se sintió cómodo en la posición que lo hizo actuar el Diez.

En su vuelta al club más importante del mundo, el presidente ‘merengue’ no modificó su ambicioso proyecto de amontonar estrellas para hacer de la institución una buena empresa de marketing; como segunda medida contrató a Valdano y la tercera fue colocar de DT a Manuel Pellegrini. Florentino pagó por Kaká 65 millones de euros y por Cristiano Ronaldo la friolera de 94 millones de la misma moneda, pero sus dos mayores inversiones se despidieron del Mundial de Sudáfrica con cara de frustración.

El portugués jugó mal todo el torneo, cuidó más su imagen que su fútbol y sólo convirtió un tanto, el quinto en la goleada 7-1 ante Corea del Norte. El brasileño comenzó mal, levantó contra Costa de Marfil pero justo en ese partido vio la roja. Se perdió el choque con Portugal, fue el cerebro de la goleada ante Chile y tuvo un buen primer tiempo contra Holanda. Dijo adiós antes de tiempo, como en el 2006, sin convertir ningún tanto y sumando mayores interrogantes a su futuro, dado que en el Madrid no ha explotado aún.

¿Habrá gritado Florentino Pérez los goles de Villa? Dicen que Carlos Queiroz, en la intimidad, repite una frase que suena a sentencia. “Cristiano vino a Sudáfrica para jugar como Villa y lo terminó haciendo como (El Niño) Torres”.

El ahora histórico goleador de España, y uno de los máximos artilleros del Mundial, estuvo en la mira del Real Madrid la temporada pasada, pero Florentino y Valdano se decidieron por el francés Benzemá, que terminó recluido en el banco de los suplentes ‘merengue’, detrás del infalible Gonzalo Higuaín, y que ni siquiera fue incluido dentro de los 23 hombres que llevó a Sudáfrica el malogrado y esotérico Raymond Domenech.

¿Algo más le puede salir mal al ‘bueno’ de Florentino? Sí, porque si Holanda gana el título el próximo domingo, el primero de su historia, nadie duda de que el Balón de Oro quedará en manos del polifuncional Sneijder o del “picante” Robben, dos jugadores que fueron ninguneados por el presidente ‘Blanco’ y vendidos hace un año al Inter y el Bayern Munich, repectivamente.

Y si lo gana España la decepción no será mucho menor para el presidente de la Casa Blanca española, porque en el 11 titular de La Furia hay nada menos que siete futbolistas del Barcelona y tres del Madrid. Además, a este conjunto de lujo lo dirige Del Bosque, al que Florentino echó en el 2003, después de ganar el título 29 de la liga, por creerlo “anticuado”. (S.B)

Florentino Pérez y Valdano, al frente de un proyecto faraónico que no tuvo un buen transitar por el Mundial de Sudáfrica.


Comentarios


Florentino no tuvo tino