FMI exige inmediata reestructuración de la banca

Reclaman fechas concretas de ejecución.



La nueva misión del FMI es encabeza-da por Thornton.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) analizó ayer el proyecto de reestructuración de la banca pública presentado por el Gobierno nacional y reiteró que debe cesar completamente la emisión de bonos provinciales para alcanzar un acuerdo.

El plan trazado por el ministro de Economía, Roberto Lavagna, y adelantado mediante una carta a los titulares de los bancos públicos, prevé la fusión de entidades y el cierre sucursales, lo que derivará en una reducción de personal.

Según fuentes del Palacio de Hacienda, si bien el FMI no presentó objeciones impuso como condición que el Gobierno fije etapas y plazos concretos para su ejecución, los cuales podrían estar contenidos en la carta de intención y serían un factor que haría caer el pacto ante su incumplimiento.

A su vez, y en un claro gesto para rencausar acciones con el organismo de crédito, el gobierno se comprometió a preservar un nivel razonable de reservas monetarias. Pretende que a cambio se posterguen los vencimientos de deuda de este mes que llegan a la friolera de más de 2.700 millones de dólares.

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, aseguró ayer que los funcionarios del FMI sienten que cada vez que se acercan a un acuerdo con el país “es Argentina la que se aleja”, y señaló que la decisión del Congreso de suspender la aplicación del CER y el proyecto que responsabiliza a las casas matrices por la actividad de los bancos en el mercado local produjo un shock a nivel internacional. Así, el ministro corrió el velo en el que se escondía una realidad que era un secreto a voces.

Una misión del FMI arribó ayer a Buenos Aires y por la tarde se reunió en el décimo piso del Palacio de Hacienda con el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, en un encuentro del que también participaron representantes del Banco Central.

La delegación del FMI está encabezada por el jefe del caso argentino, John Thornton, quien está acompañado por el encargado del Departamento de Asuntos Monetarios y Cambiarios, Stefan Ingves.

Junto a estos funcionarios desembarcó en Buenos Aires Gilbert Therrier, quien con Luis Cubeddu -representante permanente del FMI en esta ciudad- se sumaron a las deliberaciones.

Como sucede desde hace meses el goteo de fondos del sistema financiero por vía de los amparos judiciales fue uno de los temas centrales.

Economía le presentó a la misión del FMI un plan de contingencia en caso que un fallo de la Corte Suprema de Justicia agrave la situación.

A su vez se analizaron los detalles de la reapertura del canje de bonos que sería lanzada el jueves o el viernes de esta semana.

En otro orden, los delegados del FMI recalcaron que debe frenarse totalmente la emisión de bonos provinciales y no estarían dispuestos a ningún desvío, más allá que la demora en la firma del acuerdo complique el cumplimiento de los acuerdos firmados entre la Nación y las jurisdicciones del interior.

(DYN, AFP y Télam)

Nuevo revuelo por coimas en el Senado

A pesar del intento de los los legisladores por morigerar el impacto de la sospecha por un supuesto nuevo caso de sobornos, el tema quedó hoy definitivamente instalado: las autoridades del Senado presentaron una denuncia ante la Justicia y la comisión de Asuntos Constitucionales acordó citar a banqueros, funcionarios, diplomáticos y periodistas.

Los senadores descargaron toda su bronca por la difusión de la versión y atribuyeron el episodio a una “vendetta del sector financiero” por la sanción de proyectos que afectan al sector, como el de la creación de un seguro de desempleo para los trabajadores bancarios, y el que responsabiliza a las casas matrices de los bancos por la actuación de sus filiales en la Argentina.

La polémica se desató a partir de una cuestión de privilegio que presentó el miércoles pasado en el recinto el senador justicialista Jorge Capitanich, en base a un artículo del diario británico Financial Times.

La publicación inglesa mencionó el presunto intento de algunos legisladores de pedir dinero a banqueros internacionales a cambio de congelar un proyecto que crea la Comisión Nacional del Trabajo Bancario, una suerte de seguro de desempleo para los empleados del sector que se financiará con el 2 por ciento de las comisiones que cobran las entidades.

El primer paso para intentar esclarecer el caso lo dio el senador justicialista Marcelo López Arias, vicepresidente de la Cámara alta a cargo de la presidencia, que hoy ordenó hacer una denuncia ante la justicia federal. (DYN)

Paro y movilización de ATE por el 13%

La opositora Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizará hoy un paro y se movilizará desde el Congreso hasta la Plaza de mayo, para “exigir la inmediata restitución del 13%” de los sueldos descontados a los empleados públicos y a los jubilados.

“No le vamos dar tregua al gobierno ni en la Justicia ni en la lucha gremial por nuestros derechos declaró el titular de ATE-Capital Pablo Micheli.

ATE gremio referente de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) ratificó la realización de la protesta al rechazar la propuesta que en la víspera le hiciera el gobierno de devolver con bonos y desde enero próximo, la deuda salarial retroactiva que el Estado tiene con los agentes de la Administración Pública y los pasivos.

La entidad gremial considera que el reclamo de la restitución del 13 por ciento “es derecho reconocido como totalmente justo, ya que la rebaja salarial es inconstitucional y no puede estar sometido a variables de ajustes”.

En esa dirección, Micheli dijo que el gobierno “nos quiere devolver el retroactivo de nuestros salarios adeudados con bonos de cancelación de la deuda que no sirven para comprar alimentos, medicamentos ni tampoco para pagar impuestos, lo que ATE, rechaza de plano”. (DYN)

Hoy reabren las ex sucursales del Scotiabank

Los bancos Comafi y Bansud-Macro abrirán hoy las sucursales que les fueron asignadas del ex Scotiabank Quilmes, con lo cual se pone fin a un largo proceso que logró evitar el desguace de la suspendida entidad de capitales canadienses, y se da continuidad laboral a más de 1.200 empleados.

El Comafi y el Bansud-Macro acordaron iniciar el mismo día las operaciones en las sucursales del ex Scotiabank, una vez concluídos los trámites internos para la reapertura de las filiales. La agonía del Scotiabank comenzó en abril cuando se conoció la decisión de los accionistas canadienses de no invertir más en la Argentina, poniendo punto final a su presencia en el país . La casa matriz de Canadá dejó de invertir en el país por entender que no había una estrategia a futuro para el sistema financiero, jaqueado por el corralito, el default, la devaluación y el “goteo”. A partir de entonces se llevaron a cabo intensas gestiones para evitar el desguace del Scotia por todo lo que implica en cuanto a puestos de trabajo, pese a que el contexto económico-financiero no era el más propicio para esta tarea, con varios bancos extranjeros que evaluaban su continuidad en la plaza local. (Télam)

Sin acuerdo, al gobierno sólo le queda evitar el default

El Gobierno analiza nuevas medidas tendientes a garantizar el nivel de reservas monetarias del Banco Central, en el marco de las negociaciones con el FMI. Descartada por completo la posibilidad de firmar este año un acuerdo de ayuda crediticia, la meta fijada por el gobierno en retirada de Duhalde consiste en lograr una bendición del Fondo para evitar un default con los organismos multilaterales.

Con el objetivo de brindar señales claras que alejen las dudas de los funcionarios del Fondo respecto del programa monetario, el Poder Ejecutivo estudia dictar una medida para declarar a las reservas como “valor estratégico fundamental”. De esta manera “compromete” a los organismos internacionales a prorrogar los vencimientos de deuda. Argentina debe cancelar el 9 de setiembre una cuota de más de 2.700 millones de dólares en concepto de amortización de capital con el FMI, so pena de perder la última fuente externa de recursos. El Gobierno no puede echar mano a las reservas y si entra en mora multilateral, tras declarar un cese global de pagos en diciembre, quedaría también huérfano de apoyo del BID y el Banco Mundial.

Para sostener a las reservas el Banco Central dispuso anoche rebajar a 200.000 dólares el piso por el que se obliga a los exportadores a liquidar sus divisas, que actualmente está ubicado en los 500.000 dólares, reveló un ministro gubernamental.

Otra medida que podría tomar el Banco Central es obligar a aquellos que realicen giros al exterior a depositar primero el importe en pesos en el sistema bancario local, donde luego se hará la conversión a dólares y la transferencia electrónica a la entidad correspondiente fuera del país. El Gobierno también evalúa poner limitaciones a la entrada de los denominados “fondos golondrinas”, para evitar operaciones especulativas en la plaza financiera a partir del tipo de cambio que se ubica en torno de 3,6 pesos y las altas tasas de interés que se pagan por plazo fijo.

Por otro lado, la entidad rectora del sistema financiera dispuso que las entidades financieras que compran y venden moneda estadounidense por cuenta y orden deberán tener una posición neta diaria de 300 mil dólares, cuando posean 50 o más sucursales y 150 mil dólares, por abajo del medio centenar de agencias.

Por ultimo, el BCRA estableció que los pagos en divisa por las deudas contraídas en el exterior de empresas que no sean por capitalización de intereses, deben corresponder a liquidaciones en el mercado único y libre de cambios.

Incluyen a monotributistas en aumentos

El gobierno nacional amplió ayer el listado de beneficiarios del decreto que otorgó un aumento salarial no remunerativo de 100 pesos a los empleados de empresas privadas, por lo que esa norma ahora también alcanza a los trabajadores de empleadores monotributistas y a los que hayan ingresado a sus trabajos con posterioridad al 1º de julio pasado.

Así lo establece la resolución número 169/2002 publicada ayer en el boletín oficial que amplía las bases de beneficiarios del decreto 1273/02, que establece el pago de una asignación de 100 pesos no remunerativa, de carácter alimentario, ante la caída del nivel de ingresos tras la devaluación.

La resolución, firmada por el Ministerio de Trabajo, tiene por objetivo “aclarar” el alcance del aumento salarial ante “las diversas interpretaciones habidas a partir del dictado de la norma y en el ejercicio de dicha aplicación”.

De esta forma, la Secretaría de Trabajo aclaró que el aumento salarial de 100 pesos corresponde “a todos los trabajadores del sector privado en relación de dependencia comprendidos en el régimen de negociación colectiva, a los trabajadores de empleadores monotributistas y a los trabajadores ingresados con posterioridad al 1º de julio de este año, aún cuando sus remuneraciones fueren superiores a los básicos de convenio”.

La resolución también aclara que “la exclusión de los trabajadores públicos comprende tanto a los dependientes del sector público nacional, como al provincial y municipal, cualquiera sea el régimen legal al que los mismos se encuentren sujetos”.

En el caso de los jubilados, la norma establece que los que “continúen o reingresen a la actividad en relación de dependencia, la asignación no remunerativa no será susceptible de la retención que en concepto de aportes y contribuciones se dispone para el Sistema Nacional de Obras Sociales y para el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI)”.

También es obligatorio el pago de la asignación salarial no remunerativa a “los trabajadores cuya prestación de servicios se encuentre impedida por accidente o enfermedad inculpable, accidentes de trabajo, aún cuando esa situación esté cubierta por una aseguradora de riesgos de trabajo”. (DYN)


Comentarios


FMI exige inmediata reestructuración de la banca