Fondos frescos, se buscan

Regresa la amenaza de déficit para las cuentas provinciales.





PANORAMA NACIONAL

L

a colocación de deuda en mercados de capitales seguirá siendo este año una alternativa atrayente para las provincias. En primer lugar, el contexto externo sigue siendo favorable a las colocaciones de deuda pública, ante una situación financiera ávida de fondos frescos para la mayor parte de las jurisdicciones. Por otra parte, se prevé un incremento en el déficit de las cuentas provinciales. En vísperas de las elecciones, históricamente los gastos de capital tienden a expandirse. Otro factor que operará sobre este mayor rojo será el aumento del gasto corriente que significarán las subas en las remuneraciones al personal. Por último, las provincias no contarán este año con los aportes del Tesoro Nacional (ATN). Estos $9.644 millones repartidos de acuerdo con el Programa Federal de Desendeudamiento constituyeron un ingreso exclusivo del período 2010, que permitió que hubiera un pequeño superávit tras continuos déficits desde el 2007. Asimismo, el programa estipulaba la interrupción de los préstamos de asistencia financiera de la Nación (PAF), lo cual también implica una fuente menos de ingresos para las provincias en el año corriente. En resumen, el favorable contexto internacional, sumado a las necesidades de financiamiento provincial hacen atractiva la alternativa de emitir deuda, tanto para cubrir gastos corrientes como de capital, así como para cubrir los servicios de la deuda. Estas necesidades de financiamiento ascenderían, por ejemplo, a los $3.300 millones para la Ciudad de Buenos Aires y alrededor de $11.600 millones para el caso de la provincia de Buenos Aires. En lo que va del 2011 sólo la provincia de Buenos Aires emitió deuda, aunque la Ciudad de Buenos Aires y Neuquén ya evalúan la posibilidad de volver a los mercados de capitales. En el caso de Neuquén, se espera una colocación de u$s 260 millones en títulos de cancelación de pasivos, respaldados –como en el caso de Chubut en el 2010– por regalías de hidrocarburos. La emisión está planeada en una etapa y se destinarían u$s 200 millones a la refinanciación de la deuda provincial, mientras que los u$s 60 millones restantes serían aplicados a obra pública. (Fuente: abeceb.com)


Comentarios


Seguí Leyendo

Fondos frescos, se buscan