Formosa: confirman que son 4 muertos

Defensa Civil informó que el tornado fue un hecho puntual en medio de la alerta de tormentas.



1
#

2
#

FORMOSA (Télam).- Cuatro muertos, más de un centenar de heridos –10 de ellos de gravedad– y cuantiosas pérdidas de viviendas e infraestructura, provocó un tornado en el pueblo formoseño de Pozo del Tigre, que afectó al 70% de esa comunidad situada en el centro de la provincia. Los daños aún no fueron evaluados en su totalidad ya que hasta pasado el mediodía de ayer rescatistas y vecinos continuaban con la tarea de remoción de escombros de las viviendas derrumbadas antenoche por el temporal, mientras unas 300 personas eran alojadas en centros de evacuación. El gobierno nacional envió a través de los ministerios de Desarrollo Social y Salud varias toneladas de alimentos, ropa, medicamentos y móviles sanitarios a la localidad formoseña de Pozo del Tigre. El fenómeno climático comenzó a las 18 del jueves y duró unos 15 minutos. Comenzó con fuertes vientos que luego tomaron características de tornado y posteriormente cayó una intensa lluvia con granizo. La Municipalidad de Posadas a través de la oficina de Prevención ante Desastres Naturales informó ayer que se mantenía la advertencia naranja por fenómenos meteorológicos ante la posibilidad de que se produzca una lluvia intensa. De todos modos, aclararon que el tornado que se registró el jueves en Pozo del Tigre, en Formosa, fue un hecho puntual. Como consecuencia del temporal, murieron Rosana Tolaba de 29 años, Sergio Madrigal de 19, Josué Sosa de 1 año y cuatro meses y Paulo Espínola, de 86 años, informó el ministro de gobierno formoseño Jorge González. En tanto se registraron 116 heridos de los cuales 10 se encuentran en grave estado con politraumatismos. Los heridos fueron internados en los hospitales de Pozo del Tigre, las Lomitas, Ibarreta y la ciudad de Formosa. El pueblo, de 10.000 habitantes situado a 265 kilómetros al oeste de la capital provincial en el departamento de Patiño, ya había sufrido un tornado en 2008, aunque de menor magnitud. La localidad aún no tiene energía eléctrica y las comunicaciones fueron restablecidas muy lentamente a partir de ayer, mientras personal del municipio de Pozo del Tigre y de Las Lomitas comenzaron a repartir bidones de agua a la población afectada. El intendente Raimundo Castillo dijo a Télam que “las pérdidas materiales son cuantiosas” y que “es imposible saber cuánto tiempo llevará reconstruir la ciudad”. La magnitud del daño originó una inmediata solidaridad no sólo de los vecinos que no fueron afectados sino también de alumnos y docentes de Las Lomitas, quienes organizaron donaciones de alimentos, ropa y abrigo. El gobernador de Formosa Gildo Insfrán asistió al lugar del desastre y estableció un comando de emergencia en la sede del municipio, desde donde organizó la ayuda, mientras que los ministerios de Salud y de Desarrollo Social de la Nación enviaron asistencia material y profesionales especialistas en catástrofes. El tornado derribó viviendas –muchas de ellas centenarias– arrancó árboles, tumbó postes de energía eléctrica y telefónicos, tinglados de todo tipo, escuelas y parte de una capilla, entre los daños más importantes. Uno de los vecinos manifestó que Rosana Tolaba, la mujer fallecida, “pudo salvar a sus tres hijos de la caída de su vivienda en el momento más duro del tornado, pero un pedazo muy grande de mampostería golpeó su cabeza”. Escuelas, clubes y edificios públicos sirven como centros de alojamiento de evacuados. Unas veinte ambulancias participaron en el traslado de los heridos. (DyN, Télam)

El tornado derribó viviendas y provocó cuantiosos daños en la infraestructura pública.

Gentileza

Más de cien heridos fueron internados en cuatro hospitales de distintas localidades.


Comentarios


Formosa: confirman que son 4 muertos