Fórmula E, carreras con energía verde

La categoría de la fia apunta a desarrollar una f-1 con motores eléctricos.



Es considerada la Fórmula 1 “verde” porque son vehículos de alta competición impulsados por motores eléctricos y que producen menos ruido que un colectivo urbano de pasajeros. La Fórmula E saldrá oficialmente a las pistas en septiembre de este año, en China, y completará un calendario de 10 carreras alrededor de todo el mundo, que incluirá a la Argentina como una de las sedes. Se trata de la apuesta “concept” de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) para desarrollar autos de carrera con combustibles alternativos y de última tecnología. Los vehículos tienen la aerodinámica y el diseño de la Fórmula 1, pero con motores eléctricos que le permiten desarrollar velocidades finales de hasta 225 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en tres segundos. Durante su primera temporada, la FIA dispuso que el Spark-Renault SRT_01E sea el único automóvil disponible para todos los equipos, en tanto que a partir del segundo torneo se liberarán la construcción y el desarrollo. McLaren será la encargada de abastecer los motores, caja de cambios y sistemas electrónicos, en tanto Dallara construirá los chasis y Michelin los neumáticos. La F-E cuenta con 10 equipos, 20 pilotos y 40 monoplazas. Entre los conductores se destacan los nombres de Jarno Trulli (ex-Fórmula 1) y el sobrino del mítico volante brasileño Ayrton Senna, Bruno Senna. Entre los equipos que participarán de esta categoría “laboratorio” se encuentran Audi, Renault, Virgin y el gobierno chino. El calendario comenzará el 13 de septiembre en Pekín, China. Del total de las 10 fechas están confirmadas 9 y entre ellas se encuentra Buenos Aires, que será sede de la categoría en la segunda quincena de enero. Otra característica distintiva es que todos los circuitos serán callejeros, es decir que se montarán entre los paisajes urbanos de cada una de las ciudades que visitarán. Entre los destinos escogidos se cuentan Punta del Este, Miami, Los Ángeles, Londres, Berlín y Mónaco. Alejandro Agag, director de la categoría, declaró durante la presentación del vehículo en Las Vegas que el manejo de estos monopostos requiere de la precisión que tiene cualquier piloto de la máxima categoría mundial del automovilismo, Fórmula 1. Sin embargo reconoció que llevará un tiempo de adaptación porque “la respuesta del motor y el momento de fuerza son completamente diferentes”. Agag agrega que, “a diferencia de la Fórmula 1, ésta no es una competición donde prime la aerodinámica. Aquí lo que marcará la diferencia será la tecnología en el motor eléctrico y las baterías”. El principal desafío para los vehículos de la Fórmula E es la refrigeración de las baterías que entregan la energía al motor. “Uno de los mayores obstáculos que hemos encontrado ha sido el enorme calor que se genera en las celdas de energía cuando el coche circula a gran velocidad”, señaló Agag. Uno de los objetivos de la FIA es el desarrollo de baterías de larga duración y alto rendimiento. El otro es mantener el atractivo y la competitividad de las carreras de autos sin liberar emisiones contaminantes de CO² al aire.

El calendario de la F-E incluye diez fechas en circuitos callejeros de todo el mundo, entre ellos Londres.


Comentarios


Fórmula E, carreras con energía verde