Fortalecer las bases para el desarrollo

Miguel Peirano (FR), exministro de Economía de la Nación



#

Miguel Peirano (47 años) es economista, fue ministro de Economía de la Nación al final del mandato de Néstor Kirchner e integra el equipo de economistas del Frente Renovador, formado entre otros por Roberto Lavagna y Martín Redrado.

“Los pueblos se articulan a través de las pymes en el interior. El Estado debe atender y fomentar el entramado pyme en las distintas regiones del país”, indicó para iniciar la exposición.

Su ponencia se basó en una enumeración detallada de las prioridades de política económica que esperan aplicar desde 2016.

• Rol del conjunto de los actores en la economía. Entender cuáles son los sectores estratégicos por capacidad productiva, innovación y capacidad de generar empleo y fomentarlos.

• Oportunidades. Argentina tiene por delante innumerables oportunidades en recursos energéticos no explotados, potencial del sector agropecuario, tejido industrial diversificado, riqueza turística, capacidad emprendedora, calidad científica, contexto internacional y bajo nivel de endeudamiento. El mundo de hoy, con alta liquidez, busca invertir en países con oportunidades como la Argentina. Es necesario atraer esas inversiones.

• Bases para el desarrollo. Volver a los conceptos de plan de largo plazo y planificación para el corto y mediano plazo.

• Lógica del desarrollo. Fuerte shock de inversión, saliendo de las restricciones cambiarias, comerciales y productivas, con equidad, resguardando la cuestión social y las pymes.

• Política cambiaria. Lograr un tipo de cambio único, previsible y competitivo, generando certidumbre, sin volatilidad.

• Mejora de la situación fiscal. Es indispensable la eficacia del gasto, el ordenamiento de los subsidios con segmentación, sin afectar el salario real y el poder adquisitivo.

• Políticas financieras sustentables. Atender la necesidad de la banca pública y privada. Seguir experiencias exitosas como las del Banco de Desarrollo en Brasil, teniendo como prioridad la financiación de las pymes y el crédito hipotecario.

• Medidas impositivas. Desgravar de Ganancias utilidades reinvertidas en pymes. Priorizar compra de bienes de capital nacional. Arancel cero para la importación de bienes de capital y reintegros a largo plazo para producción nacional. Gravar definitivamente las rentas especulativas y aplicar un trato diferencial para las economías regionales.

• Comercio exterior. Protección sectorial para fomentar empleo e inversiones. Eliminar el “no exporta, no importa” y la falta de reglas claras. El comercio no es una herramienta para manejar el flujo de divisas sino un instrumento de complemento. Eliminar las asimetrías del Mercosur y las compensaciones sectoriales, preservando los instrumentos al interior del bloque.

• Acuerdo económico y social. Promover pautas a largo plazo. Acompañar el liderazgo del Estado en sus políticas. Estimular la productividad y mejorar el salario real. Disminuir el conflicto y buscar consensos, con responsabilidad social empresaria.

• Desarrollo de infraestructura. Aplicación de un gran plan de inversión en infraestructura: ferrocarril, energía, rutas, autopistas puertos, mejora logística. Entender el rol del sector privado y público, conociendo de las enormes posibilidades de financiamiento por el bajo nivel actual de endeudamiento externo.

• Rol del Estado. Trabajar con criterio de eficacia promoviendo incentivos, negociaciones internacionales, equilibrio de poder en el mercado, defensa de la competencia, comercio exterior.

• Educación. Trabajar en la formación, investigación y desarrollo, con incentivos al sector privado para la innovación.

Diego Penizzotto


Comentarios


Fortalecer las bases para el desarrollo