Fox presiona a Bush por un acuerdo migratorio

México quiere "blanquear" a los "ilegales" antes de fin de año. Bush: "La relación con México es la más importante para EE. UU."



Washington (EFE/Télam ).- El presidente de México, Vicente Fox, pidió a Estados Unidos un acuerdo sobre inmigración antes de fin de año, al ser recibido en la Casa Blanca por su colega norteamericano, George W. Bush.

Pero el secretario de Justicia estadounidense, John Ashcroft, indicó que aún no existe un calendario para un acuerdo migratorio. “Estados Unidos estaría encantado de concretar un acuerdo a final de este año y trabajará duro para lograrlo”, dijo a su vez Condoleezza Rice, consejera de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Ambos presidentes iniciaron una cumbre de dos días en Washington, en la cual discutirán aspectos comerciales y políticos, pero centrada fundamentalmente en la situación de más de 3 millones de trabajadores ilegales mexicanos.

“Debemos y podemos llegar a un acuerdo migratorio antes de fin de este año que nos permita que no haya indocumentados mexicanos en Estados Unidos cuando finalicen nuestros mandatos”, señaló Fox en su discurso.

Pero ese plazo, que sería de entre cuatro y seis años, podría extenderse debido a las realidades políticas en Estados Unidos, donde no hay un claro consenso en el Congreso sobre una solución a largo plazo del problema de la inmigración ilegal.

Aschroft dijo a la prensa, tras una reunión de los gabinetes de ambos países en la Casa Blanca, que “hemos estado trabajando con mucha diligencia, y espero que nuestro diligente trabajo continúe. No puedo predecir una fecha exacta” para finalizar el acuerdo.

“Desde el comienzo de la relación entre el presidente Fox y el presidente Bush ha habido un claro acuerdo sobre la necesidad de preocuparse por la seguridad de los individuos en la frontera, de tratarlos con dignidad”, agregó.

La visita de Estado del mandatario mexicano a Estados Unidos es la primera de un jefe de estado a la Casa Blanca desde que Bush asumió el gobierno el 20 de enero.

Bush resaltó que la relación de su país con México “es la más importante en todo el mundo” que EE.UU. tiene en estos momentos.

Por su parte, Fox pidió a los norteamericanos que reconozcan “el valor de los migrantes como personas y como trabajadores cuya labor contribuye a la prosperidad” de Estados Unidos.

“Hoy, México compra a los Estados Unidos más productos y servicios que España, Alemania, Francia e Italia juntos”, dijo Fox, cuyo país integra desde 1994 el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) junto a Estados Unidos y Canadá.

Tradicionalmente, la agenda bilateral de ambos países, que comparten 3.200 kilómetros de frontera, sólo contemplaba los temas de interés para Estados Unidos, especialmente tráfico de droga y comercio. Pero recién ahora México encontró receptividad para tratar el tema migratorio e impulsarlo al tope de la agenda.

Algunos expertos que han seguido de cerca las negociaciones bilaterales opinan que, aunque nadie disputa la necesidad de mejorar la seguridad en la frontera y respetar los derechos humanos de los inmigrantes, hay escasas posibilidades de un acuerdo sustancial a corto plazo.

“Creo que lo más realista es que EEUU y México lleguen a un acuerdo de principio para continuar negociando”, dijo Sidney Weintraub, analista de política económica del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS). “Dentro del mismo Partido Republicano no hay consenso para las propuestas de Fox. La situación es muy compleja y no conseguirán corregirla a corto plazo (…). El punto clave será que las economías de EEUU y México registren crecimiento” para disuadir la inmigración ilegal, agregó Weintraub.

Fox almorzó ayer con el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell. En la ajustada agenda de Fox también se encuentran reuniones con: el presidente de la Reserva Federal , Alan Greenspan, y el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Horst Koelher.

Por la noche, el presidente Bush homenajeó a su invitado con una cena de gala en la Casa Blanca. (EFE-Télam)

Contra drogas y “coyotes”

WASHINGTON (Reuters) – México y EE.UU redoblaron ayer, en un nuevo clima de confianza, su compromiso por combatir al narcotráfico, el lavado de dinero y el contrabando de personas.

Tras una reunión de ministros de ambos países los secretarios de Justicia afirmaron que la cooperación, afectada en el pasado por sospechas de corrupción, llegó a niveles sin precedentes.

El Procurador General de Justicia mexicano, Rafael Macedo, dijo que este año México ya ha extraditado a Estados Unidos a 14 personas involucradas en el narcotráfico, “una cifra sin precedentes”. Macedo informó que hay otros 17 casos de extradición que tienen sentencia favorable para enviarlos a Estados Unidos.

“Esperamos que (los casos) se resuelvan por parte de la corte correspondiente. Hay todavía bastantes más”, señaló a la prensa a la salida de la Casa Blanca.

A cambio, el gobierno de Fox espera que Estados Unidos aumente la captura de individuos buscados por delitos de cuello blanco en México. La cooperación en la lucha contra el narcotráfico fue obstaculizado en el pasado por casos de corrupción en México que interrumpieron el intercambio de información por parte de las fuerzas policiales, situación que parece superada desde la asunción de Fox en diciembre. “El intercambio de información de inteligencia es fundamental (…) permite la erradicación de cultivos ilícitos y la intercepción de cargamentos de drogas”, afirmó Macedo.

México y Estados Unidos firmaron ayer un acuerdo para compartir bienes decomisados de narcotraficantes.”Esto es un reconocimiento a los esfuerzos que cada país realiza en las investigaciones coordinadas”, dijo Macedo

La fuerza laboral que más crece en EE. UU.

Miami (EEUU) (EFE).- La presencia de los hispanos en la fuerza laboral de Estados Unidos es, en proporción, ligeramente mayor a la de otros grupos, mientras que su poder adquisitivo aumenta y será de 428.000 millones de dólares en el 2002.

La firma “Strategy Research Corporation”, con sede en Miami (Florida) y especializada en el mercado hispano, dio a conocer su informe preliminar “2002 US Hispanic Market Report”.

Entre esos temas está el empleo, el promedio de los ingresos por familia y los hábitos de compra, además del poder adquisitivo y los principales mercados con capacidad de compra y las cifras sobre población. Según el análisis, el 69% de los hispanos mayores de 18 años entrevistados informó de que actualmente están empleados, frente al 65% de los afroamericanos y el 61% de los anglosajones.

El presidente de SRC, Richard Tobin, precisó que con la inmigración los primeros sectores laborales que aumentan son los de la agricultura y la construcción. “Pero ahora los hijos de esos inmigrantes están en niveles ejecutivos, empezando como gerentes medios y con los años alcanzan niveles más altos. En este momento, EEUU tiene un gran número de hispanos como gerentes medios”, resaltó el ejecutivo. “El poder adquisitivo de los hispanos está creciendo significativamente, en los últimos once años ha aumentado 46% “, indicó.

Campechanos y francos

Washington (EFE).- Extrovertidos, campechanos y, por supuesto, amantes de las botas camperas y del ambiente relajado, George W. Bush y Vicente Fox se encuentran aparentemente muy bien juntos y, si bien no son “almas gemelas”, parece claro que tienen buena química.

Esto volvió a quedar en evidencia ayer en las declaraciones realizadas nada más terminar su única reunión de trabajo formal durante la visita de Estado del presidente mexicano “El ambiente es el correcto”, dijo el mexicano al término de esa reunión de la que salió, en sus propias palabras, “muy, muy satisfecho”.

A Bush no hacía falta preguntarle para comprobar que se encuentra como pez en el agua con su “amigo” Vicente Fox, con quien dijo, “el diálogo es muy importante y muy franco”.


Comentarios


Fox presiona a Bush por un acuerdo migratorio